|
|

¡5 errores de traducción que debemos evitar a toda costa!

Incluso el más talentoso de todos los traductores especializados no se salva de cometer alguna vez un error de traducción. Por supuesto, se suelen detectar y corregir durante la revisión. Sin embargo, es necesario saber identificarlos con claridad ya que algunos pueden ser más sutiles que otros.

Los 5 errores de traducción aquí expuestos son los que solemos encontrar con más frecuencia. No identificarlos o corregirlos puede acarrearnos consecuencias molestas que pueden llegar incluso a modificar el sentido del texto.

Índice de contenidos

Index of contents

Index du contenu

Inhaltsverzeichnis

  1. Contrasentidos
  2. Falsos sentidos
  3. Solecismos
  4. Barbarismos
  5. Omisión

1. Contrasentidos

Contrasentidos

El contrasentido es probablemente el error más grave que se puede cometer en una traducción. Consiste en dar un significado erróneo a una frase o, incluso peor, a todo el párrafo. Evidentemente este error puede cambiar el sentido original del texto o incluso hacerlo inteligible.

Este error de traducción suele surgir a menudo entre traductores principiantes ya que los traductores especializados son más precavidos en cuanto a esto, cuentan además con una mayor formación y mejores competencias para poder plasmar el sentido original del texto.

2. Falsos sentidos

Falsos sentidos

El falso sentido, al contrario que el contrasentido, solo afecta a una palabra del texto. Consiste en confundir el significado de una palabra con otra. Aparte de los falsos amigos, puede suceder que un traductor confunda las palabras con una fonética similar. Es más frecuente que suceda en cuanto a la lengua origen ya que los traductores suelen ser nativos de su lengua meta.

3. Solecismos

Solecismos

El solecismo no es «simplemente» un error de sintaxis, sino que consiste en construir una frase cuya estructura sintáctica no existe en la lengua meta. Si dicha estructura existe en la lengua origen, el traductor puede caer en la trampa de reproducirla en la lengua meta, lo que supone un grave error.

En español, por ejemplo, se suele cometer el siguiente error: «La dije que estuviera preparada a las ocho». Deberemos ser más cautelosos aún si cabe, en los casos en que la estructura gramatical y sintáctica de la lengua origen difieran mucho de los de la lengua meta como por ejemplo el español y el alemán.

4. Barbarismos

Barbarismos

El barbarismo es un error de vocabulario que consiste en deformar una palabra, invirtiendo, añadiendo o sustrayendo letras, o haciendo una analogía errónea con otra palabra. Este error de traducción se puede dar incluso en la lengua materna del traductor.

En español, entre los barbarismos más frecuentes encontramos por ejemplo «inaguración» en lugar de «inauguración», «adición» en vez de «adicción».

5. Omisión

Omisión

En ocasiones, la omisión es un recurso que el traductor utiliza a sabiendas. Sin embargo, en otras ocasiones, se trata de un error que se hace inconscientemente. Consiste simplemente en no traducir ciertas palabras o ciertas expresiones, a veces por confort, otras por la dificultad que conlleva traducirlas correctamente, otras por descuido.

Esto suele ocurrir a menudo cuando se traduce del inglés al español. Cada vez utilizamos más palabras inglesas en nuestro lenguaje coloquial, por lo que hay traductores que tienden a no traducir ciertas palabras en inglés e introducir así anglicismos innecesarios en sus traducciones. En este enlace podéis encontrar los anglicismos más frecuentes.

Como es lógico, una traducción profesional de calidad no puede contener ninguna falta de ortografía o de gramática y debe respetar el sentido inicial del texto a la vez que se adapta al público meta.

Identificándolos

Sería una pena que nos encontráramos en una traducción alguno de los 5 errores mencionados. Conociéndolos e identificándolos, será más fácil evitarlos desde el principio o corregirlos rápidamente en el caso de que surjan.

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario