|
|

Descubre los héroes ocultos en las empresas de traducción 

Publicado el 22/03/2024

En un momento en que nuestro planeta parece estar a un clic de distancia gracias a la magia de Internet, la traducción se está convirtiendo en algo crucial para garantizar que todo el mundo se entienda. Detrás de este arte hay profesionales que trabajan entre bastidores para garantizar que cada palabra traspase las barreras lingüísticas con precisión y coherencia. Pero, ¿quiénes son? Adentrémonos en el mundo de las agencias de traducción y conozcamos mejor a sus superhéroes.

Índice de contenidos

Index of contents

Index du contenu

Inhaltsverzeichnis

  1. Los traductores
  2. Los revisores
  3. Gestores de proyecto 
  4. Conclusión

1. Los traductores

En el corazón de toda empresa de traducción están los traductores. No se limitan a cambiar las palabras de una lengua a otra, sino que pretenden captar la esencia del mensaje original, es decir, el matiz, el tono y la intención. También comprenden las diferencias culturales, ajustan las expresiones idiomáticas y dan vida a los mensajes.

Entre ellos, hay algunos altamente especializado para satisfacer necesidades específicas. Los traductores literarios son los verdaderos guardianes de la belleza textual, preservando la emoción y el arte en sus traducciones. Los traductores técnicos hacen malabarismos con la precisión que aportan los términos especializados, traduciendo documentos técnicos o manuales. Mientras que los traductores jurídicos garantizan la exactitud de los documentos, contratos y textos jurídicos. Desempeñan un papel clave en la protección de derechos y obligaciones. Otro ámbito especialmente crítico es el de la traducción médica donde cada palabra puede tener implicaciones vitales. Los traductores médicos son aliados indispensables para garantizar la transmisión precisa de información crucial en el ámbito médico.

Para mantener la coherencia terminológica, estos profesionales utilizan glosarios, colecciones de términos específicos de un campo, que guían sus elecciones léxicas para una traducción precisa y coherente. Además, tienen una ventaja adicional: las memorias de traducción, esas cajas de herramientas mágicas que almacenan segmentos de texto que ya han sido traducidos, lo que permite a los traductores reutilizar pasajes similares en contextos posteriores. 

2. Los revisores

Mientras los traductores juegan con las palabras, los revisores son como detectives en busca de errores. Los revisores son lingüistas expertos en la lengua de llegada y tienen un profundo conocimiento de los matices lingüísticos, ya que suelen ser también traductores. En una agencia de traducción, pueden tener que realizar ambas tareas en función de las necesidades del proyecto. Por ejemplo, un traductor puede terminar un proyecto de traducción y luego presentarlo a un revisor para una revisión final antes de entregarlo al cliente.

La tarea crucial de los revisores es garantizar la calidad final del documento traducido, detectando las incoherencias, puliendo la gramática y asegurándose de que el tono fluye con suavidad de un extremo a otro del texto. Estos lingüistas expertos desempeñan un papel esencial como correctoreseditores revisores, evaluando la claridad del mensaje y su adecuación al contexto cultural del público destinatario.

Pero eso no es todo: también se rigen por normas rigurosas para garantizar la excelencia del trabajo que realizan.

La ISO 17100, por ejemplo, es una norma internacional que define los requisitos de los servicios de traducción, incluidos los de los procesos de revisión. Al adherirse a esta norma, los revisores se comprometen a mantener altos niveles de calidad y a cumplir procedimientos estrictos.

3. Gestores de proyecto 

En una empresa de traducción, la coordinación de esfuerzos es tan esencial como la competencia individual. Armados con agendas repletas y no con varitas mágicas, los gestores de proyectos son los maestros de la coordinación dentro de una agencia de traducción. Son los intermediarios entre los clientes y los traductores.

Su papel va mucho más allá del simple proceso de traducción: parten de un conocimiento profundo de las necesidades del cliente. A continuación, seleccionan a los traductores adecuados en función de su experiencia, y supervisan cada fase del proyecto, desde los detalles logísticos hasta las especificaciones técnicas.

Además, los gestores de proyectos se aseguran de que se cumplan todos los aspectos logísticos, como plazos, presupuestos y especificaciones. Su papel comienza mucho antes de la primera traducción y se extiende más allá de la entrega del proyecto final, ya que lo coordinan todo, asegurándose de que la traducción se complete a tiempo, sin estrés y de que el proceso se desarrolle sin problemas de la A a la Z.

Conclusión

En conclusión, una agencia de traducción es un lugar donde profesionales con una amplia gama de competencias trabajan juntos para garantizar una comunicación eficaz a escala mundial.

Los traductores profesionales, los creadores de sentido, los revisores, los guardianes de la calidad, y los gestores de proyectos, los directores de la orquesta, forman un equipo armonioso. Equipados con sus superpoderes lingüísticos, utilizan herramientas como glosarios y memorias de traducción para hacer del mundo un lugar más pequeño, permitiendo que la diversidad de lenguas coexista armoniosamente.

Al comprender la importancia de los actores y el papel que cada uno desempeña dentro de una empresa de traducción, podemos apreciar realmente el compromiso y la dedicación necesarios para garantizar el éxito de una agencia de traducción como actor crucial de la comunicación global.

Imagen de Emeline PADIEU
Emeline PADIEU

Emeline tiene un máster en Lenguas Extranjeras Aplicadas, especializado en Gestión Internacional y Técnicas de Comercio Internacional. Realizó sus prácticas de fin de estudios en AbroadLink Traducciones y ahora trabaja allí como asistente de ventas y marketing.

Añadir nuevo comentario