|
|

Mi empresa traduce al chino: ¿qué debo saber?

La gestión de proyectos que implica la traducción de idiomas que desconocemos supone un auténtico desafío. Cuando estos idiomas utilizan un alfabeto distinto al alfabeto romano, el desafío es aún mayor. El chino es uno de estos casos en el que el alfabeto nos hará sentirnos totalmente desorientados. Aprender chino con el único objetivo de poder gestionar proyectos de traducción resulta totalmente inviable. Sin embargo, puedes aprender algunas singularidades del chino que te ayudarán, al menos, a prevenir algunos de los problemas que presenta el chino en su traducción y a tenerlos en cuenta cuando contrates un traductor freelance o una agencia de traducción.

Los idiomas son la parte más visible de las diferencias culturales entre distintos países. El chino, como idioma asiático, presenta grandes diferencias con respecto al francés, el inglés, el español u otros idiomas europeos: es un idioma tonal, su escritura no representa sonidos, no tiene artículos…

1. No todos los chinos hablan chino

Hasta ahora hemos presentado el chino como si fuese un único idioma homogéneo. No es el caso. En China se hablan hasta 13 dialectos distintos (o 6 en función de la clasificación lingüística). Se habla de dialectos, pero realmente son lenguas distintas. Los hablantes de estos dialectos no se entienden oralmente entre sí. ¡Las diferencias entre los idiomas de esta familia de lenguas son mayores que entre las lenguas romance! Sí, el español se parece más al francés que el cantonés al mandarín.

No todos los chinos hablan chino

El chino mandarín es la lengua más hablada en China. Actualmente, la lengua oficial hablada está basada en una estandarización del mandarín hablado en Pekín. Durante las dos últimas dos generaciones, se ha duplicado el uso de este chino estándar. Según datos de 2007, el uso del chino estándar entre las personas de 15 a 29 años era del 70,12% (este porcentaje aumenta en las ciudades y entre la población más educada). Sin embargo, entre los chinos de 60 y 69 años el porcentaje es del 30,97%. 

2. Entonces, ¿a qué chino traduzco?

Si has leído el apartado anterior, probablemente ya sepas la respuesta. Pues sí, vamos a traducir al chino mandarín preferentemente en todos los casos. Incluso en la vecina Taiwán, que representa la oposición al régimen comunista, el idioma oficial es el chino mandarín, aun cuando la lengua más hablada entre la población es el taiwanés.

Entonces, ¿a qué chino traduzco?


Lo cierto es que también podemos traducir al chino cantonés u a otra lengua hablada en China, ya que todos van a utilizar los mismos caracteres. Bueno, tratándose del chino, la cosa no podía ser tan sencilla. Lo cierto es que puede haber ciertas diferencias entre los sinogramas utilizados según los dialectos/lenguas del chino. Por tanto, si tenemos nuestro público objetivo muy localizado en una región donde no se habla el dialecto mandarín, el mejor enfoque es utilizar un traductor que hable ese dialecto.

En el caso de fuese a tener una entrevista con tu cliente chino y necesitases de interpretación, sí que puede ser importante el encontrar un intérprete que hable el dialecto de tu cliente, sobre todo si quieres sorprenderlo y agradarlo. Como hemos visto la mayoría de gente con mayor nivel educativo hablará en chino estándar, que funciona como lingua franca en China. Así que si tu intérprete habla chino estándar eso resolverá el problema. Pero si tu cliente habla cantonés o taiwanés y consigues un intérprete de este dialecto, le será una grata sorpresa y seguramente harás que siente más cómodo.

¡Ah! Se me olvidaba, hay que tener en cuenta que el chino mandarín, como el resto de dialectos chinos, se puede escribir de dos maneras distintas: el chino tradicional y el chino simplificado.

3. Pero entonces, ¿necesito traducir al chino tradicional o al chino simplificado?

Cuando hablamos de traducción, este es el aspecto más importante a tener en cuenta. Con la revolución cultura china de 1966, se consolidaron las reformas de la escritura del chino que habían empezado en los años 50. Esto dio lugar al chino simplificado, una forma de escribir en chino que buscaba facilitar la escritura del chino, a la vez que cargada de un tinte político por un régimen que anhelaba romper con cualquier vínculo con el pasado.

Pero entonces, ¿necesito traducir al chino tradicional o al chino simplificado?

Como es de esperar, la República de China, es decir, Taiwán, refugio de la resistencia al cambio político en la China continental, siguió conservando la escritura del chino tradicional. Así que, si tu empresa tiene como mercado objetivo China, Malasia o Singapur, necesitarás que tus traducciones en chino estén en chino simplificado. Pero si buscáis el mercado de Taiwán, Hong Kong, Macao o la comunidad china de Estados Unidos, necesitaréis los textos escritos en chino tradicional. Y, sí, si tu empresa se dirige a todos los hablantes de chino necesitarás traducir tanto al chino tradicional como al simplificado. Por otro lado, es cierto que las diferencias entre chino simplificado y tradicional son pocas y, sin mucha dificultad, un lector de chino tradicional leerá el simplificado y viceversa.

4. ¿Qué fuentes puedo utilizar en mis contenidos traducidos al chino?

 
Una de las sorpresas que nos podemos encontrar al introducir la traducción del chino en nuestros diseños, es ver la aparición de cuadritos. Si esto ocurre, significa que la fuente que estamos utilizando no contiene caracteres chinos y, por tanto, tendremos que elegir una fuente que los contenga.
Tanto si estamos trabajando en Mac o en Windows, existen en la actualidad una gran cantidad de fuentes con codificación Unicode que contienen caracteres chinos. Así que simplemente eligiendo una de estas fuentes podremos ver nuestros textos traducidos al chino. Como fuente genérica podemos utilizar MS Arial Unicode, pero también podemos elegir entre una amplia selección de fuentes específicas del chino. En estos casos, será importante tener en cuenta si nuestra traducción está chino tradicional o en chino simplificado. Puedes ver algunas de estas fuentes aquí.

Qué fuentes puedo utilizar en mis contenidos traducidos al chino

5. Otras curiosidades del chino

Si estás preocupado por tus perspectivas de futuro y estás pensando en aprender chino para engordar tu currículum profesional, quizá te interesen estos aspectos del chino:

5.1. ¿Qué significa qué el chino es una lengua tonal?

Pues podríamos decir que los chinos cantan para hablar. Se trata de una característica que comparte con otras lenguas tonales asiáticas como el vietnamita o el tailandés. Es una característica que frustra a muchos occidentales a la hora de aprender chino. Pero estamos de suerte. Si, como yo, te estás planteando aprender chino, te gustará saber que el chino estándar tiene “únicamente” 4 tonos: ¡muchos menos de los 9 tonos que puede llegar a tener el cantonés!

Qué significa qué el chino es una lengua tonal

Los tonos son a nivel de sílaba. Así que imagina poder coger la sílaba “sí” en español y darle cuatro tonos diferentes para que signifique cosas completamente distintas. Una locura, ¿no? Pero, no hay que desanimarse, los europeos logramos aprender chino.
Los cuatro tonos utilizados en el chino estándar son: primer tono, se pronuncia de forma sostenida, sin que haya variación; segundo tono, que comienza bajo y termina alto; tercer tono, que empieza en el medio, luego baja mucho y acaba alto; cuarto tono, que empieza agudo y finaliza bajo. ¿Te lo imaginas? ¿Lo quieres intentar?
El resultado de todo esto se puede ver reflejado en el ejemplo de la sílaba “ma”: mā, en primer tono, significa “madre”; má, en segundo tono, puede significar “sésamo”; mǎ, en tercer tono, puede significar “caballo”; mà, en cuarto tono, “regañar”. ¡Ya nos queda menos para poder traducir chino!

5.2. ¿Por qué a los chinos les cuesta más aprender a leer?

Pues básicamente por la misma razón por la que también te costará a ti. Porque es mucho más difícil. Al no tratarse de un alfabeto fonético, como lo es alemán, el francés, el ruso, el árabe y podríamos afirmar que la mayoría de los idiomas, tenemos que aprender “uno a uno” cada uno de los símbolos que lo componen. Cada uno de estos símbolos van a representar una palabra, generalmente palabras monosílabas.

Por qué a los chinos les cuesta más aprender a leer

Así que, si para aprender a leer español, necesitamos memorizar la representación de los fonemas, lo que hacemos combinando las 27 letras del abecedario en español; en chino, una persona considerada culta domina 10.000 símbolos. No desesperes, si te memorizas 3.000 ya podrás defenderte y leer un periódico. Además, los caracteres chinos están construidos con cierta lógica que ayuda en su aprendizaje. Incluye pequeños símbolos, llamados “radicales”, que contienen información semántica o fonética.

5.3. El chino no es sexista

Cuando digo que no es sexista, me refiero a que las palabras no tienen género masculino, femenino o neutro, con lo que se ahorran el esfuerzo y piruetas que hay que hacer en el alemán, el francés o el español para utilizar un lenguaje inclusivo. De hecho, como reflejo de la sociedad, el chino presenta en la escritura elementos que podemos considerar sexistas. Concretamente, existe un radical (pequeños símbolos incluidos en los sinogramas) que significa mujer y que aparece en palabras como “envidia”, “sospecha” o “diablo”. Otro ejemplo es que el carácter para significar “adulterio” se escribe con tres radicales “mujer” amontonados.

5.4. Los chinos hablan como Tarzán

Los chinos hablan como Tarzán


Pues sí, los chinos hablan como Tarzán y se entienden perfectamente. Me refiero en concreto a que los verbos no se conjugan en chino. ¡Ya les gustaría a aquellos que aprenden español o francés! La manera en la que se expresan los tiempos verbales en chino es a través de partículas que indican tiempo y verbos auxiliares, eso siempre que el contexto no nos deje claro el tiempo verbal. ¡No todo tenía que ser complicado para aprender chino! 

5.5. Se escriben, pero no se hablan

Si has llegado hasta aquí ya sabrás que los chinos hablan distintas lenguas tan distintas entre sí que no se pueden entender entre si hablando, es como si un francés se empeñase en hablar francés en España y lo entendieran. Sin embargo, como he comentado el chino se escribe utilizando símbolos (o sinogramas) que llevan asociado una forma de pronunciarse. El resultado práctico de todo esto es que un chino que hable únicamente cantonés puede comunicarse a través de la escritura con otro chino que únicamente hable mandarín o taiwanés.

Se me ocurre pensar que después de todo no es tan descabellado una escritura basada en símbolos. Parece razonable pensar que en los orígenes de la escritura del chino estaba la idea de poder tener un mismo sistema de escritura para una población plurilingüe. Este sistema ha contribuido, sin duda, a mantener una cohesión político-administrativa a lo largo de los siglos.

Se escriben, pero no se hablan

El chino como idioma refleja la riqueza, diversidad y complejidad de un país y una cultura que está decida a coger el testigo de la nación más poderosa de la tierra, como antes lo hicieran España, Inglaterra, Francia y Estados Unidos. La hegemonía china es el futuro más certero de las generaciones futuras y conocer su idioma una ventaja para los que se atrevan. 

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo