|
|

¿Es mejor utilizar un traductor que vive en el país de la lengua de origen o de la de destino?

Publicado el 30/04/2021

Esta es una cuestión muy a tener en cuenta por los gestores de proyectos de las empresas de traducción, de los departamentos de traducción de grandes empresas o, en general, de cualquiera que utilice servicios de traducción. ¿Por qué?

Antes que nada, puntualizaré que lo más importante es trabajar con un traductor nativo del idioma al que traduce, profesional y con experiencia y/o formación en los campos en los que traduce.

Sin embargo, el hecho de que un traductor viva en el país de su lengua nativa o lo haga en el país de su lengua extranjera influirá sobre sus competencias lingüísticas. ¿Cómo se materializa esta influencia? ¿Cómo podemos hacer que juegue a nuestro favor?

Índice de contenidos

Index of contents

Index du contenu

Inhaltsverzeichnis

  1. ¿Qué traductor entiende mejor?
  2. ¿Qué traductores se expresan mejor?
  3. ¿Cuál es la mejor solución?

1. ¿Qué traductor entiende mejor?

Qué traductor entiende mejor

A excepción de casos aislados, podemos afirmar que aquellos traductores que viven en el país de la lengua de la que traducen, es decir, en el país del idioma del texto fuente, tienen un conocimiento más profundo del idioma del que traducen.

Imagínate que al ir a Inglaterra a aprender inglés te enamoraras locamente y decidieras formar una familia en esas verdes y lluviosas tierras insulares, y, que 10 años después, la armonía siguiera reinando en el amor y tuvieras hijos.

Hablarías con tu familia política, verías el telediario y leerías el periódico en tu lengua extranjera. Hay traductores que 10 años después realmente tienen un conocimiento de la lengua al mismo nivel que nativos cultos.

Parece obvio que aquellos traductores que viven en el país de la lengua fuente, se enfrentarán a pocas expresiones o textos que no entiendan. Claro, que siempre hay un tributo a pagar.

2. ¿Qué traductores se expresan mejor?

Qué traductores se expresan mejor

Los mismos argumentos que presentaba para exponer porque el traductor que vive en el país de su lengua extranjera tendrá un mayor dominio de la lengua fuente son válidos para el traductor que vive “en casa”.

Si pensamos que son pocas las personas que han llegado a dominar la lengua castellana como Camilo José Cela o el mismísimo Cervantes, podemos entender que un traductor no deja nunca de profundizar en el conocimiento de su propia lengua nativa en el ejercicio de su profesión.

Al tener la lengua de destino más activa, es decir, su lengua materna, los traductores que viven en el país de la lengua a la que traducen tienen más facilidad para encontrar las mejores palabras, utilizar expresiones nuevas o modismos de última generación y, en general, expresarse mejor.

3. ¿Cuál es la mejor solución?

Cuál es la mejor solución

Después de lo expuesto, podemos ver que vivir o no en el país de la lengua de destino o de origen supone para un traductor unas ventajas frente a otras. ¿Cómo puedes gestionar esta circunstancia para tu beneficio?

En función de los tipos de texto, podemos pensar que será mejor utilizar a un traductor a otro. En general, podemos pensar que si comprender en profundidad el texto a traducir entraña gran dificultad, pues mejor utilizar un traductor que viva en el extranjero.

Sin embargo, aquellos textos que implican tener un conocimiento de los últimos neologismos y donde la redacción sea importante y se utilice un registro alto y sofisticado en la traducción, pues mejor un traductor que viva donde se habla su lengua materna.

La solución ideal, desde mi punto de vista, pasa por un proceso de traducción como el planteado por la norma ISO 17100 sobre servicios de traducción.

En la fase de traducción, lo óptimo sería trabajar con un traductor que viva en el país de la lengua de origen, minimizando así el riesgo de que el traductor no interprete bien el texto de origen.

La segunda fase, la de revisión, la realizaría un traductor que viva en el país de la lengua de destino, es decir, su lengua materna, donde podría mejorar aspectos de expresión y de uso de la lengua en caso de que fuese necesario.

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario