|
|

¡Ojo con estas palabras del español en Latinoamérica!

Tabla de contenidos

Más de quinientos años después de la llegada del castellano a Latinoamérica, el idioma ha ido evolucionando de manera muy distinta a las dos orillas del Atlántico. Cuando uno viaja a un país de habla hispana en el continente americano, Estados Unidos incluido, las divergencias evolutivas pueden dan lugar a equivocaciones a menudo divertidas, a veces embarazosas y, en algunos casos, irreparables. Si te planteas ir a Latinoamérica por tema de negocios, te aconsejamos leer muy atentamente este artículo para no caer en las trampas de un idioma que creías conocer.

A continuación, hemos seleccionado once palabras a modo de ejemplo que se podrían utilizar en un encuentro de negocios y cuyo uso resultaría molesto y contraproducente.

Acciones que no son lo que parecen

Empezamos por una discrepancia famosa por ser una palabra muy utilizada en castellano, se trata del verbo coger. Si en España viene a ser un sinónimo de tomar, en la mayoría de los países latinoamericanos significa mantener relaciones sexuales en un registro muy familiar y casi vulgar.  

El sinónimo español de coger, tomar, también tiene otro significado y consiste en beber mucho hasta emborracharse, así que, toma nota.

Negocios en latinoamérica

Imagínate que en una reunión, alguien te pidiera que le regales tu computadora, te parecería muy fuerte. A que no lo sería tanto si solo te estuviera pidiendo que te acerques para que le eches un vistazo. En efecto, regalar, en varios países de América, se emplea para decir acercar o pasar algo.

Si alguien te dice “¡Párate!”, hazle caso que sus razones tendrá y te vas moviendo, que lo te estás pidiendo es que te levantes o te pongas de pie.

Y por fin, si estás a punto de volver a alguna parte, a lo mejor, no regresas, ya que regresar significa devolverle a alguien algo que le pertenece.

Negocios en latinoamérica

Cosas que no son lo que aparentan

Si concretas una cita para quedar con tus socios, ten mucho cuidado con la palabra ahora. Si estás familiarizado con el castellano de España, ahora sirve para expresar este mismo momento o dentro de poco tiempo, al contrario, en toda Latinoamérica, no da ninguna indicación exacta y viene a significar a lo largo del día.

En México y Guatemala, otra palabra puede llegar a ser fuente de vergüenza al ser empleada en el contexto de los negocios, siendo parte indispensable del traje: la chaqueta. Significa masturbación en Centro América, allí, mejor usa la palabra chamarra. Un consejo, no la olvides en el respaldo de la silla.

Negocios en latinoamérica

Si seguimos con el tema de las prendas de vestir, tenemos que destacar las muchas facetas de la palabra zapato. La palabra que se utiliza en España para referirnos al calzado significa tonto en Argentina, feo en Colombia, mal hablado en Costa Rica y chismoso en Perú.

Si te llaman capo en Argentina, Chile o Uruguay, tendrás que sentirte honrado y alagado. A la diferencia del uso en España y Colombia, donde es sinónimo de jefe de crimen organizado, en los tres países antes citados, se refiere a un genio con un talento destacable.

Sin embargo, también hay que ser conscientes de que si nuestro uso del idioma puede sorprender, también podemos llegar a ser objeto de desconcierto por algunos usos del español de Latinoamérica.

Negocios en latinoamérica

En Colombia, si te proponen un tinto en una reunión por la mañana, no te creas que tus socios intentan emborracharte, solo te ofrecen un café negro. Y si en Chile te proponen participar en la polla de beneficencia, tampoco te asustes, solo se trata de participar en la lotería… Y por fin, si vas de viaje a Cuba por tema de negocios, te puede parecer extraño que la razón invocada para la ausencia de uno de tus socios sea que “está ligando”. No te preocupes, no es que no preste importancia a tu cita sino que ha contraído una enfermedad pasajera.

Negocios en latinoamérica

Consejo: para reducir los malentendidos, es mejor intentar utilizar palabras más propias del registro escrito o formal, son las que menos diferencias tienen. En cambio,  si una frase te parece muy extraña o descarada, será otra trampa de un idioma que tiene muchas lenguas. Así que mejor preguntar para seguir aprendiendo la lengua de Cervantes.

Imagen de Elodie Anthian
Elodie Anthian
Elodie Anthian es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Toulouse (Francia) y máster de Traducción y Intermediación Cultural (EN-ES>FR) por la Universidad de Salamanca. Actualmente ejerce como Gestora de Proyectos en AL Traducciones.