AbroadLink >> Blog >> Traduccion Glosario

Traducción con glosarios inteligentes

Para muchas empresas de alto nivel es fundamental mantener la uniformidad en la terminología empleada y en el uso del lenguaje por razones de identidad o branding, de marketing o de estrategia corporativa. La coherencia terminológica es una de las claves de la cohesión entre los varios soportes textuales de una empresa. ¿Qué imagen proyecta una empresa que, comercializando varios productos, empleara términos distintos para referirse a lo mismo? Aunque muchas empresas cuidan este aspecto cuando crean sus textos originales no existe un control en el caso de su traducción. Sin embargo, la coherencia es una muestra de seriedad y una de las claves para una comunicación eficiente.

Traducción con glosarios inteligentes

El asunto se complica cuando un producto se comercializa en varios países y en cada uno se obedece a una lógica y evolución propias (en términos de marketing, por ejemplo). Como veremos en este blog, una de las herramientas más útiles a la hora de mantener una comunicación multilingüe eficaz y coherente es el uso de glosarios inteligentes durante el proceso de traducción.

Glosarios inteligentes y herramientas TAO

Las herramientas TAO (Traducción Asistida por Ordenador) son programas informáticos utilizados por los traductores profesionales, las empresas de traducción y los departamentos de traducción corporativos que permiten almacenar, navegar, extraer y crear recursos lingüísticos como bases de datos de traducción humana (conocidas como memorias de traducción el argot profesional) así como bases de datos terminológicas o glosarios inteligentes.

Traducción con glosarios inteligentes

La forma más eficaz de asegurarse de que los traductores utilizan los términos propios de una empresa es integrar los glosarios en dichas herramientas TAO. Por supuesto, esto implica que en la propia estrategia de comunicación de la empresa ya exista un glosario que se utiliza para producir la documentación original. La falta de la coherencia en la propia documentación original es uno de los problemas que muchas veces queda reflejado en la traducción. Hoy en día, la gran mayoría de los softwares de traducción del mercado (o herramientas TAO) permite reconocer automáticamente (de manera más o menos eficaz) los términos exportados de glosarios a una base de datos terminológica.

En principio, la mayor utilidad de los softwares de traducción reside en el hecho de poder consultar inmediatamente la terminología que ya ha sido empleada en trabajos de traducción anteriores. Sin embargo, la posibilidad de crear una base de datos terminológica con reconocimiento automático de términos (o glosario inteligente) supera con creces las ventajas de una mera base de datos de traducción humana (o memoria de traducción).

Distorsión e incoherencias: trampas en memorias de traducción

Traducción con glosarios inteligentes

A medida que las bases de datos de traducción humana (o memorias de traducción) se van alimentado con nuevas traducciones a lo largo de los años, se suelen introducir cambios en el uso de los términos. Estos cambios en la traducción suelen darse por dos razones principales: en primer lugar, si un traductor no consulta los términos ya traducidos en la base de datos de traducción humana, puede que se decante por otro sinónimo o término igualmente aceptado. De esta manera, poco a poco, se multiplicarán las opciones para lo que en el texto original era un único término; en segundo lugar, las evoluciones diacrónicas son un fenómeno natural: los términos varían y el idioma evoluciona constantemente.

Traducción con glosarios inteligentes

En el marco de una empresa, la evolución de los términos puede tener varias explicaciones: las decisiones del equipo de marketing, los avances tecnológicos, las variaciones léxicas de un determinado gremio… De hecho, numerosos son los ejemplos de cambios introducidos en un sector por una traducción errónea que se arraigó y se convirtió en la norma (hoy en día, la mayoría son anglicismos, ya que es el inglés el idioma que más influencia tiene sobre el resto por razones obvias).

Pero, volvamos a lo que nos preocupa: la coherencia terminológica en la traducción de la documentación y mensajes de una empresa. En el momento en el que una base de datos de traducción humana está distorsionada, crear un glosario inteligente para guiar al traductor en sus elecciones es la estrategia más eficiente para conseguir este objetivo.

¿Qué son las bases de datos terminológicas? ¿Y un glosario inteligente?

Como ya he adelantado, las bases de datos terminológicas (o llamémoslas simplemente glosarios) integradas en las herramientas de traducción asistida ayudan al traductor señalándole los términos que aparecen en el glosario. De esta manera, el traductor se ahorra la consulta, a veces infructuosa, en la base de datos de traducción humana. 

Traducción con glosarios inteligentes

Digo infructuosa porque para consultar la base de datos de traducción humana el traductor necesita seleccionar el término y hacer una búsqueda de concordancia de manera manual, mientras que, en el caso de los glosarios inteligentes, los términos aparecerán de manera automática y le serán señalados al traductor en el texto original para que los tenga en cuenta.

Traducción con glosarios inteligentes 

En esta captura de pantalla, se puede observar cómo SDL Studio (herramienta de traducción asistida por ordenador líder del mercado) muestra al traductor la aparición de un término en el glosario. Llamo glosario inteligente al glosario integrado en una herramienta TAO que de manera automática muestra al traductor el término del glosario cuando este aparece en el texto original que necesita traducción. La mayoría de traductores profesionales y empresas o agencias de traducción cuenta con esta herramienta, aunque suele ser un servicio añadido porque en sí implica un mayor tiempo de gestión con respecto al proceso estandarizado.

Los glosarios inteligentes ayudan a controlar la calidad de una traducción

Integrar una base de datos terminológica en el flujo de traducción con herramienta de traducción, es decir, un glosario inteligente, permite al gestor de proyectos en la empresa o agencia de traducción, o al departamento de traducción y documentación de la propia empresa, llevar a cabo un control de calidad para ver si el traductor respetó los términos de un glosario durante la traducción. Esta función sumamente útil permite un grado mayor de control sobre la terminología al generar automáticamente informes en los que se muestran las discrepancias entre la terminología empleada en la traducción y la terminología aprobada del glosario.

Traducción con glosarios inteligentes

Por lo tanto, para aquellas empresas cuya estrategia de comunicación pasa por utilizar glosarios para mantener la coherencia del mensaje en todos sus productos y canales de comunicación, la creación de glosarios multilingües y su integración en las herramientas de traducción asistida es la mejor estrategia para mantener la coherencia de los textos originales durante su traducción a otras lenguas.

El coste añadido, en términos de recursos humanos cuando la gestión de los glosarios inteligentes multilingües se hace internamente, es relativamente bajo en relación al valor añadido aportado por la mayor solidez terminológica que se puede conseguir durante el proceso traducción. En el caso de externalizar esta gestión a una empresa de traducción (o agencia de traducción), es posible negociar este paso en el caso de proveer a la empresa de traducción con un glosario multilingüe corporativo aprobado, ya que le estaremos ahorrando gran cantidad del trabajo terminológico que de lo contrario debería hacer.

José Gambín
José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.
Compartir en:

Deja un comentario