|
|

Errores inolvidables en la traducción de textos de marketing

Los errores de traducción en el sector del marketing son un buen ejemplo de lo que es mejor evitar para no perjudicar gravemente el desarrollo de las marcas y empresas en el extranjero.

La traducción literal de marcas o eslóganes publicitarios puede tener graves consecuencias sobre la imagen corporativa. Hoy en día existen muchos de estos errores de traducción en el sector del marketing y hemos querido compartir algunos de los errores más graciosos en este blog.

Lo que viene a continuación debería motivar a cualquier empresa a mantenerse alerta en sus campañas de marketing que requieran una buena traducción. Es mejor pagar por una traducción de calidad, profesional y culturalmente apropiada para el mercado objetivo.

1. Vuelos en avión más simples: traducción a revisar

Vuelos en avión más simples traducción a revisar

Las aerolíneas deberían poder adaptar sus comunicados comerciales a los países en los que prestan servicio, pero esto no siempre es así.

En 1987, por ejemplo, la aerolínea estadounidense Braniff Airlines estaba demasiado ansiosa por promocionar sus nuevos asientos de cuero: por lo que «Fly in leather» se convirtió literalmente en «Vuela en cuero» en sus campañas en español para América Latina. ¡Parece que incitasen a sus clientes a volar desnudos! ¡La antítesis de una traducción profesional exitosa!

2. Productos desagradables por falta de buenas traducciones

Productos desagradables por falta de buenas traducciones

Cuando Schweppes decidió lanzar al mercado italiano su famosa bebida tónica, una traducción un tanto demasiado literal vendía «agua de retrete Schweppes» en lugar de «agua tónica». Desgraciadamente el agua de retrete de Schweppes no se vende tan bien como el agua tónica de Schweppes.

La famosa cadena americana de comida rápida KFC también lo pasó mal al establecerse en el mercado chino en 1987. Su eslogan «Finger lickin' good» (Para chuparse los dedos) se convirtió en «Cómete tus dedos» en mandarín. Una traducción profesional de calidad habría evitado este desastre. Esto prueba, en caso de que necesitara ser probado, que incluso las grandes empresas pueden caer en errores de traducción.

3. Sin una buena traducción, los electrodomésticos «apestan» un poco

Sin una buena traducción, los electrodomésticos «apestan» un poco

Probablemente conozcas el caso del fabricante sueco de electrodomésticos Electrolux, que en la década de los 70 realizó una campaña de marketing con el eslogan «Nothing sucks like Electrolux».

Obviamente, la empresa no buscaba ese resultado, simplemente quería anunciar que nada aspira tan bien como una aspiradora Electrolux. «It sucks», que significa «apesta» o «es un asco» en inglés americano, por aquel entonces no significaba absolutamente nada para los británicos, donde la empresa quería desarrollarse.

Lo más sorprendente es que esta campaña fue diseñada por una agencia de publicidad británica y sólo fueron los estadounidenses los que pensaron que la campaña fue un completo fracaso.

4. Un error de traducción de marketing de 10 millones de dólares

https://www.wordreference.com/es/translation.asp?tranword=sucks

En 2009, el banco británico HSBC tuvo que asumir un error de traducción en relación con su campaña en torno a las palabras «Assume Nothing» (no presupongas nada) que fueron erróneamente traducidas en muchos idiomas como «Do Nothing» (no hagas nada).

Este error le costó mucho dinero, ya que el banco tuvo que invertir 10 millones de dólares en una nueva campaña, eso además de restablecer su imagen. Razón de más para confiar en una agencia de traducción profesional como AbroadLink Traducciones para que no ocurran ese tipo de errores.

Imagen de Virginia Pacheco
Virginia Pacheco

Escritora para blogs y Community Manager interesada por la multiculturalidad y la diversidad lingüística. Desde su Venuzuela natal, ha viajado y vivido largas en Francia, Alemania, Camerún y España, transmitiendo a su pasión por la escritura su experiencia intercultural.

Añadir nuevo comentario