|
|

4 peculiaridades de la traducción financiera

La traducción financiera pertenece al ámbito de la traducción especializada. Más allá de las peculiaridades de la traducción especializada desde un punto de vista general, la traducción financiera tiene las suyas propias, que requieren a su vez una serie de competencias específicas por parte del traductor profesional. 

1. Competencias específicas para la traducción de textos financieros

Competencias específicas para la traducción de textos financieros

La traducción de documentos financieros requiere una serie de competencias específicas del parte del traductor relacionadas con dicho ámbito. No basta simplemente con conocer la terminología propia del ámbito de las finanzas. También se requieren vastos conocimientos del sector, simplemente para poder entender todo lo que hay que traducir.

Informes anuales, análisis técnicos y fundamentales bursátiles, documentos bancarios, informes de auditoría: tanto el contenido como la temática que aborda la traducción financiera son muy variados (economía, banca, bolsa, contabilidad, etc.). 

Para conseguir una traducción financiera de calidad, es fundamental asegurarse de utilizar un traductor profesional y especializado en el tema específico y el tipo de contenido del documento que se va a traducir. Por ejemplo, para la traducción de informes de auditoría financiera deberíamos utilizar un traductor especializado en este ámbito.

2. Estar informado sobre la actualidad financiera

Estar informado sobre la actualidad financiera

Aunque en principio todos los sectores evolucionan constantemente, no todos lo hacen a la misma velocidad. El ámbito de las financias, por su parte, evoluciona rápida y constantemente. Para realizar una traducción financiera de una calidad profesional, el traductor deberá estar al día de la situación económica y jurídica.

Los mercados financieros, por ejemplo, pueden experimentar cambios radicales. A veces dichos cambios se pueden producir incluso en cuestión de minutos. El hecho de no estar suficientemente bien informado sobre las últimas novedades financieras y económicas puede dar lugar a errores de traducción, lo que puede, a su vez, acarrear consecuencias importantes.

3. Discreción y rigurosidad en el tratamiento de documentos

Discreción y rigurosidad en el tratamiento de documentos

3.1. Respecto de la confidencialidad

Un traductor especializado en el ámbito de las finanzas deberá respetar estrictamente los acuerdos de confidencialidad. Para ello, una agencia de traducción, por ejemplo, podrá establecer medidas como:

  • Cláusulas de confidencialidad en el contrato del traductor
  • Medidas de seguridad informática y un sistema de red reforzado;
  • La utilización exclusiva de traductores profesionales con experiencia en finanzas;
  • Etc.

Para más información, consulta nuestra oferta de servicios de traducción para el sector financiero.

3.2. Estructura del documento

Una traducción financiera debe realizarse además con una rigurosidad infalible. En cuanto al documento en sí, es fundamental respetar las estrictas normas de presentación en función del tipo de documento (comunicado, informe de auditoría, prospecto etc.).

El traductor financiero deberá saber manejar herramientas de edición y publicación específicas o las funciones específicas relativas a documentos financieros disponibles en los programas de uso generalizado (Word, Excel, etc.).

4. Lenguaje multilingüe complejo

Lenguaje multilingüe complejo

 

Por la gran cantidad de elementos multilingües, el lenguaje es, sin lugar a dudas, una de las peculiaridades más flagrantes de la traducción financiera. En particular, hay muchos anglicismos que hay que saber adaptar o respetar. Algunos deberán ser traducidos, mientras que otros deberán mantenerse en la lengua origen, teniendo siempre en cuenta el contexto y el sentido de la frase o párrafo en cuestión.

Esta peculiaridad exige vastos conocimientos en terminología financiera, así como de su uso actual, a la vez que se debe tener en cuenta el léxico utilizado por el público meta a la que va dirigida la traducción. Por ejemplo, un particular que invierte en bolsa para aumentar su patrimonio no tendrá los mismos conocimientos en cuanto al funcionamiento y al uso de términos financieros relacionados con la bolsa que un inversor profesional.

Un traductor financiero tendrá que tener un arma de doble filo para poder llevar a cabo traducciones profesionales. Además de contar competencias de traducción, tendrá que tener competencias de comprensión y de análisis del ámbito de las finanzas, estar informado en todo momento y mostrar una discreción y un rigor impecables. En comparación con otras profesiones, la traducción financiera requiere una implicación total, lo que la convierte en una actividad que también se practica por afición.
 

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario