|
|

¿Por qué las empresas trabajan con agencias de traducción?

La traducción de contenidos es una etapa necesaria para asegurar una mayor visibilidad y accesibilidad de tus productos y servicios en los mercados internacionales. También en el caso que te dirijas a comunidades de origen extranjero dentro de nuestro país. Aunque dispongas de varias opciones para llevar a cabo este proceso, trabajar con una empresa de traducción como la nuestra destaca por varias características muy interesantes. En definitiva, ¿por qué las empresas prefieren trabajar con agencias de traducción? Este artículo te dará todas las respuestas.

Traducción para empresas: la confidencialidad es esencial

Seguramente no te sorprenderá que la confidencialidad de los documentos de una empresa sea algo indispensable. Una difusión de la información puede afectar negativamente a la empresa y reducir su competitividad.

La confidencialidad suele ser un tema que preocupa, sobre todo, cuando se trabaja con un traductor autónomo. A pesar de que los contratos con autónomos incluyan una cláusula de confidencialidad, es fácil que nos surja la duda sobre su cumplimiento. Trabajar con una agencia de traducción, en cambio, es una opción más tranquilizadora. Las empresas son organizaciones legales más controladas y transparentes gracias a los registros mercantiles.

Elegir una empresa de traducción para obtener una calidad óptima

¿Buscas una calidad óptima para tus traducciones? ¿Te atraen los presupuestos de los traductores autónomos por su menor coste? Es importante que tengas en cuenta los diversos riesgos, ventajas y desventajas que implica contratar un traductor freelance o una agencia de traducción. En general, decir que una empresa de traducción que sea profesional implica un trabajo en equipo y un proceso de trabajo sistemático que ofrece más garantías de calidad. Si, por ejemplo, necesitas que las traducciones de tu empresa cumplan con la ISO 17100, necesitarás acudir a una empresa de traducción con dicha certificación específica de los servicios de traducción. Te recomiendo nuestro blog Necesito una traducción: ¿contrato una empresa de traducción o un traductor freelance?, donde hacemos un análisis pormenorizado de las ventajas de cada una de las opciones. En resumen, si buscan garantías de calidad y necesitas un trabajo en equipo, tu mejor opción será una agencia de traducción. Asegúrate siempre de que tengan años de experiencia, suele ser una regla de oro para una elección acertada.

Contratando una agencia de traducción con años en el mercado, tu empresa se beneficiará de un servicio de traducción prestado por verdaderos equipos de profesionales comprometidos y concienciados.

Tarifas de traducción más homegéneas

En tanto que no siguen los mismos controles de calidad, el trabajo de un traductor autónomo, a veces, es mejorable. Sin embargo, es cierto que las tarifas ofrecidas por los traductores autónomos suelen ser menos elevadas, aunque esto no es siempre así. De hecho, podemos encontrar tarifas de traducción de traductores autónomos que sean más elevadas que las de las agencias de traducción. ¿Cómo es esto posible? En general, las agencias de traducción ofrecen tarifas muy en la línea del mercado y ajustan sus márgenes lo máximo para mantenerse competitivos en el mercado y seguir creciendo como empresa.

El caso de los traductores autónomos es distinto. Un traductor autónomo puede decidir que solo aceptará nuevos clientes si le pagan una tarifa elevada una vez llegue a su máxima capacidad de trabajo. En resumen, podemos esperar tarifas de traducción más homogéneas de las agencias de traducción que de los traductores autónomos. En todo caso, lo mejor que puedes hacer siempre es pedir varios presupuestos. En general, encontrarás que las agencias ofrecen servicios perfectamente organizados de acuerdo con el tipo de traducción que tu empresa requiera y respetando en todo momento el presupuesto inicial.

Evitar retrasos en las entregas de los proyectos

Otra de las ventajas que tienen las empresas que trabajan con empresas de traducción es que tienen más garantías de que se cumplan de los plazos de entrega establecidos en el presupuesto.

A diferencia de las agencias de traducción, los traductores autónomos trabajan solos. Eso significa que no solo deben hacerse cargo de las traducciones, sino también de la gestión de la contabilidad, la gestión administrativa, etc. cosa que puede influir de manera negativa en los plazos de entrega establecidos con sus clientes. Trabajando con un traductor autónomo, se corre un mayor riesgo de que la entrega de tu proyecto se retrase.

Además, las empresas de traducción tienen más capacidad de reaccionar antes causas de fuerza mayor: enfermedad del traductor asignado, pérdida de la conexión a Internet por tormenta u otras causas, accidentes que resultan en ingreso hospitalario de las personas que trabajan el proyecto, etc.
Como profesional, pensarás que la recepción de la traducción en el plazo previamente establecido es una condición sine qua non. No te preocupes, las empresas de traducción profesionales se distinguen por garantizar sus plazos de entrega.

 

 

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario