|
|

Necesito una traducción: ¿contrato una empresa de traducción o un traductor freelance?

Lo primero que deberíamos preguntarnos es qué ventajas e inconvenientes tiene utilizar una empresa (o agencia) de traducción o un traductor freelance (o autónomo). En segundo lugar, ver cuáles son mis necesidades, recursos y prioridades. Aunque este blog se centra en la traducción, los criterios expuestos se pueden aplicar a otros servicios como el diseño, la publicidad, la informática o los servicios jurídicos.

Precio: freelance

A priori, resulta evidente que en igualdad de condiciones un profesional freelance va a poder ser más competitivo que una empresa. Sin embargo, si pedimos presupuestos puede que nos sorprendamos al recibir presupuestos más elevados de traductores freelance que de empresas. Existen freelance con una dilatada carrera y prestigio profesional que cobran tarifas más altas por su trabajo. En el caso de la traducción, esto ocurre más si trabajamos con combinaciones de idiomas que incluyen alemán, una lengua escandinava, inglés o francés, ya que tendrán clientes de estos países, normalmente empresas de traducción, que pagan tarifas mayores por sus niveles de vida más elevados. Por otro lado, podemos toparnos con una empresa de traducción con una política agresiva de precios que negocia fuertemente sus tarifas con freelance que están empezando en la profesión.

Precio del proyecto de traducción

Sin embargo, generalizando podemos afirmar que si tenemos un presupuesto reducido tendremos que buscar traductores freelance, porque vamos a tener más posibilidades de encontrar lo más económico.

Capacidad: empresa

Las empresas de traducción van a tener mayor capacidad productiva que los traductores freelance. Así que en el caso de que tengamos un gran volumen de palabras y múltiples idiomas, las empresas de traducción van a poder ofrecernos un servicio más ajustado a nuestras necesidades. En el caso de los traductores freelance, debemos considerar que un traductor tiene una capacidad productiva media diaria de entre 2000-3000 palabras, en función de lo familiarizado que esté con nuestros documentos y campo de especialidad. Esta opción va a ser viable si solemos traducir en uno o dos idiomas y nuestros textos no son de gran volumen o podemos adaptarnos a la capacidad productiva del traductor. Otro factor a tener en cuenta es la complejidad técnica de nuestro trabajo, por ejemplo, si tenemos archivos de FrameMaker, Illustrator o QuarkXpress, la mayoría de los autónomos no van a tener la capacidad técnica para procesar estos archivos directamente para evitar el corta-pega. Sin embargo, las empresas con mayor infraestructura y capacidad organizativa nos va a poder ofrecer esto e incluso la fase de maquetación para que podamos publicar (o imprimir) los documentos directamente. 

Calidad para un proyecto de traducción

Por otro lado, también es común encontrar traductores freelance que para no dejar colgados a sus clientes ante un trabajo grande, colaborarán con otros profesionales de su confianza para poder satisfacer las demandas de su cliente. Siempre podemos preguntar al traductor freelance si ofrece esta opción, aunque aquí el freelance empieza a ejercer de empresa de traducción, aunque sin la infraestructura y gastos empresariales, lo que le permitirá ofrecer un precio más competitivo.

Disponibilidad: empresa

Cuando se trabaja con un freelance nos podemos ver sorprendidos por su falta de disponibilidad. En ocasiones, los freelance se ven obligados a aceptar un trabajo grande de otro de sus clientes que absorbe la mayor parte de su capacidad de trabajo, pese a que la mayoría siempre intenta organizar su tiempo de manera que pueden dar salida a pequeños trabajos de sus clientes habituales.

Son las empresas de traducción las que al tener mayor capacidad van a tener mayor disponibilidad. La empresa cuenta con una base de datos de traductores freelance con los que suele trabajar aparte de los traductores que pueda tener en plantilla dedicados a los clientes más habituales o a las combinaciones con mayor demanda. Eso significa que los clientes van a contar siempre con un equipo más amplio de profesionales, aumentando así la disponibilidad del servicio. Para hacer esto posible y no crear incoherencias, las empresas de traducción deben mantener una base de datos con todas las traducciones de sus clientes (o memorias de traducción como se conocen en la jerga profesional) y, en algunos casos, también mantendrán glosarios de la terminología especializada. 

Disponibilidad en un proyecto de traducción

Urgencia: empresa

Este criterio está directamente relacionado con la capacidad y la disponibilidad. Si tenemos proyectos urgentes con frecuencia y sin previo aviso, nos vamos ver abocados a trabajar con una empresa para poder hacerles frente como se puede concluir de los dos criterios anteriores.

Comunicación: freelance 

Comunicación en un proyecto de traducción

Una de las grandes ventajas de trabajar con un freelance es que tenemos acceso directo a la persona que está realizando el trabajo en sí. Esto hace que la comunicación sea más directa y esté menos dada a malinterpretaciones, con las inconveniencias que ello conlleva. En el caso de una empresa, normalmente vamos a estar en contacto con nuestro gestor de cuentas o gestor de proyectos, quién a su vez estará en contacto con el profesional encargado de nuestro proyecto, ya sea a nivel interno o externo. Así que como en el famoso juego de campamento en el que se va diciendo una frase al oído, a veces el resultado final de nuestras instrucciones no va a ser el deseado.

Fiabilidad: empresa

Otro criterio que nos haría decantarnos por una empresa es la posibilidad de hacer una investigación de la misma. Gracias a servicios como e-informa o axesor, tenemos la capacidad de ver el año de constitución de la empresa, 

Fiabilidad en un proyecto de traducción

el número de empleados, la facturación, si tiene incidencias abiertas con la Administración o procesos judiciales pendientes. Podemos así hacernos una buena idea de la solvencia y de la experiencia de la empresa, y comprobar si la información que nos da la empresa sobre sí misma es veraz o no.

Otra ventaja de las empresas de traducción por la que pueden ofrecer traducciones con mayor garantía, es su capacidad de ofrecer procesos de traducción más revisión en cumplimiento con los procesos establecidos en la norma de calidad para servicios de traducción EN-15038. Obviamente, este tipo de procesos tiene un coste más elevado. Desde un punto de vista pragmático, va a tener sentido en empresas de gran facturación cuyas traducciones tienen gran trascendencia.

Desafortunadamente, el tipo de información que podemos encontrar disponible para las empresas no la vamos a tener en el caso de contratar a un traductor autónomo. En esta situación, va a ser nuestra capacidad de seleccionar un currículum o de hacer una entrevista la que determinará nuestro acierto.  Debemos estar alerta, ya que el intrusismo en el campo de la traducción es muy alto. Mucha gente piensa que si sabe un idioma ya puede traducir. Como en otros campos, también hay muchos currículos falsos que nos pueden parecer excepcionalmente buenos. Un traductor profesional debería tener formación en traducción (se puede pedir un certificado escaneado), tener una software de asistencia a la traducción (no es traducción automática, y se conocen como memorias de traducción: SDL Trados Studio [es el líder del mercado], memoQDéjà VuWordFastmemsource…) y pertenecer a una asociación profesional (por ejemplo: Asetrad en caso de traductores y ANETI en caso de empresas).

¿Cuáles son mis necesidades?

Una vez vistos estos criterios, habrá que ver qué necesidades tengo. Si soy una empresa que va a traducir cuatro veces al año en dos idiomas y con un presupuesto apretado, probablemente mi mejor opción será trabajar con un freelance. Para evitar el problema de la disponibilidad, deberé planificar los trabajos con antelación. En aras de calidad, es importante que intentemos trabajar siempre con el mismo traductor: este conocerá nuestra empresa y con el tiempo su trabajo le será más fácil y rentable, con lo que nos cuidará cada vez más. Más abajo os dejo algunos enlaces donde podréis encontrar traductores autónomos profesionales. Ojo, siempre hay que seleccionar y filtrar con criterio. 

Necesidades del proyecto

Si por el contrario soy una empresa con una proyección internacional y sedes en varios países traduciendo en 15 idiomas un volumen de un millón de palabras, vamos a necesitar de una empresa de traducción para que pueda absorber nuestra demanda de traducción y atender nuestras necesidades correctamente. La opción de trabajar con autónomos solo será posible, en este caso, si creamos un departamento de traducción dentro de nuestra empresa para que gestione y coordine el trabajo con los colaboradores externos freelance. Esta opción es la que utilizan empresas como MicrosoftPayPal o Xerox.

Conclusión

Trabajar con traductores freelance (o autónomos) o con empresa de traducción tiene ciertas ventajas y desventajas. En función de nuestras necesidades, nos va a interesar contratar una opción o la otra. Más abajo encontraréis algunas páginas de profesionales donde buscar.

Recursos donde buscar empresas de traducción y traductores freelance

En España:

Asetrad

Asetrad

Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes. Pulsar aquí para buscar un traductor directamente.

Aneti

Aneti

Asociación Nacional de Empresas de Traducción. Pulsar aquí para ver empresas asociadas y adheridas.

Proz.com

Proz

Más de 300.000 traductores profesionales y agencias de traducción. Sin honorarios o comisiones para los clientes. Empresa con sede en Estados Unidos. Es uno de los portales de traducción más grandes y de los primeros.

Freelance.com (solo en inglés)

Freelance.com

Es un portal con miles de profesionales freelance de distintos ámbitos. Se envía el proyecto a la plataforma al que aplican distintos profesionales. Hay que pagar por la información de contacto del profesional que queramos contratar.

Translator Café (solo en inglés)

Translator Café

Se pueden buscar tanto agencias de traducción como traductores freelance. Sitio web exclusivo de profesionales de la traducción. Se puede enviar un trabajo de forma gratuita.

GALA

Gala

Globalization and Localization Association, es una asociación internacional de empresas de traducción y una de las asociaciones de mayor proyección en la actualidad. Puede acceder pulsando aquí al directorio de empresas.

ATA - American Translator Association (solo en inglés)

Ata

Asociación americana de traductores autónomos y empresas de traducción. Pulse aquí para acceder a los directorios de traductores y empresas de traducción.

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo