|
|

Traducción y posicionamiento web

Una estrategia eficiente de SEO (optimización en motores de búsqueda, según sus siglas en inglés), o lo que también se conoce como posicionamiento orgánico, está compuesta de muchos elementos. De estos elementos el más significativo es el contenido de nuestra web. Un contenido de calidad, en constante evolución y con nuestras palabras clave son partes indispensables para conseguir aparecer en la primera página de Google. En esta entrada expondremos algunas de las claves a tener en cuenta para cuando al hacer la traducción de nuestra web también la queramos preparar para el posicionamiento orgánico en el idioma de destino partiendo de la web original.

Traducción de etiquetas meta

Un situación que me suelo encontrar en mi práctica profesional es que en ocasiones el responsable del departamento de marketing a cargo de gestionar las traducciones tiene un conocimiento técnico limitado sobre los elementos y las tecnologías que utiliza la página web. Esto se debe generalmente que, tanto en las grandes empresas como en la PYME, la web ha sido muchas veces desarrollada por una empresa externa especialista en el diseño web y optimización para los motores de búsqueda.

Como es muy posible que ya sepas, las etiquetas meta forman parte del código de la web y son visibles en ocasiones muy específicas. Por poner un ejemplo de contenido en etiqueta meta, muchas webs nos mostrarán un texto descriptivo de una imagen solo cuando pongamos el ratón encima de la imagen: este texto está inserto en el código de la página web. Las etiquetas meta forman parte de un contenido web correctamente elaborado para lograr el posicionamiento orgánico, por esta razón, su traducción es obligatoria si se tiene la intención de conseguir el posicionamiento orgánico tras la traducción de nuestro sitio web.

Traducción de etiquetas meta

¿Qué etiquetas meta traducir?

Lo primero que deberíamos preguntarnos es si nuestra empresa persigue posicionarse orgánicamente o no. Esto debe corresponder a una estrategia bien analizada. Es decir, deberíamos estudiar la competencia y ver si tenemos posibilidades reales de conseguir posicionarnos en la primera página de Google (o del buscador predilecto de nuestra audiencia objeto, que no será Google si nos dirigimos a mercados tan relevantes como el ruso, el chino o el japonés). Aunque ya sabemos, en el caso de Europa, que más allá de la primera página de Google está el vacío. Una estrategia de posicionamiento necesita de un presupuesto y trabajo constantes, y es posible que por nuestro tamaño y sector queramos competir con empresas para las que simplemente carecemos de presupuesto.

¿Qué etiquetas meta traducir?

Así que es posible que en ocasiones tengamos claro que no vamos a invertir en el posicionamiento orgánico de nuestra web traducida y que queramos tener la web traducida para la presentación de nuestra empresa y para la promoción de la misma llevemos a cabo una estrategia SEM. Si este es el caso, podemos reducir las etiquetas meta a traducir a las dos siguientes:

Etiqueta meta del título: describe el título de cada una de las páginas web que componen un sitio web y se corresponde con el texto que vemos en la parte superior del navegador. Se muestra un ejemplo utilizando la web de AL Traducciones y una búsqueda en Google:

Etiqueta meta del título

Etiqueta meta del título

Etiqueta de descripción: esta una etiqueta que describe la página web. Junto con el título, es una de las etiquetas más importantes de cara al posicionamiento, por lo que también es recomendable traducirla. Será lo que Google muestre como descripción de la página en caso de que aparezcamos listados en el caso de ciertas búsquedas. Hay que tener en cuenta que nuestros clientes pueden hacer una búsqueda específica utilizando el nombre exclusivo de nuestro producto.

Etiqueta de descripción

Como he dicho, las dos etiquetas anteriores deberían ser traducidas por una cuestión de marketing, aun cuando no tengamos la intención de posicionar la web, pero su traducción es fundamental si buscamos el posicionamiento. Aparte de estas etiquetas existen muchas otras que deberíamos traducir. Por lo general, una web que haya sido preparada meticulosamente para ser posicionada, tendrá las etiquetas que se mencionan a continuación.

A continuación se enumeran aquellas etiquetas cuyo texto no aparece directamente en el cuerpo de una página web, pero que tiene importancia desde el punto de vista del SEO: etiqueta con palabras clave (<keywords>) y atributos con texto en la etiqueta imagen <img> (estas etiquetas tienen dos atributos relevantes: el atributo <alt> que es el texto que nos aparece cuando posicionamos el ratón encima de una imagen y el atributo <title> , que es el que nos describen la imagen cuando esta tarda en cargarse y que es relevante para Google cuando hacemos una búsqueda de imágenes).

Análisis de palabras clave

Otro aspecto muy importante que deberíamos tener en cuenta a la hora de traducir nuestra web pensando en el posicionamiento SEO es qué palabras clave se han querido posicionar. Una estrategia SEO bien planteada comienza por estudiar las palabras clave que queremos posicionar. Estas palabras clave deberán aparecer en todo nuestro contenido y en los diferentes elementos que conforman la página, tanto en las etiquetas meta como el cuerpo principal de la página (así como en sus distintas partes: títulos, subtítulos, párrafos, enlaces externos e internos…). Sería por tanto recomendable que el traductor o traductores de nuestros sitio web tengan una lista de dichas palabras clave que vertebran nuestra estrategia SEO para poner especial atención en su traducción. Si los medios lo permiten, incluso deberíamos llevar a cabo el mismo análisis de las palabras clave que hicimos para el sitio web original para cada uno de los mercados exteriores y asegurarnos de esta manera que las traducciones se corresponden con las búsquedas más frecuentes en ese mercado para lo que queremos posicionar.

Traducción de las URL

Otra parte muy importante de cara al posicionamiento es el nombre de la URL de cada página. Una estrategia SEO bastante eficaz es que la URL tenga las palabras clave que queremos posicionar. Por lo general, los distintos CMS, como WordPress, Drupal, Joomla, PrestaShop o Magento, internacionalizarán las URL utilizando el título de la web, pero lo aconsejable es optimizar estas adaptaciones. Una manera de hacerlo es traduciendo directamente las URL de la web a traducir si las URL ya estaban optimizadas inicialmente.

Traducción de las URL

En el caso de que no se utilice un CMS que adapte las URL de la web traducida, deberemos hacer la traducción de forma manual de las URL originales. No se deberá descuidar este aspecto porque tiene un peso importante sobre el posicionamiento y sobre la percepción de nuestra web por el usuario.

Traducción del nombre de las imágenes

Aunque se trata de un aspecto con poco peso sobre el posicionamiento y difícilmente será visible al usuario de la web. La única forma en la que un usuario podría ver el nombre que hemos dado a una imagen en específico es que se la descargue, lo cual no es algo habitual. La traducción del nombre de las imágenes implicará una gestión importante, ya que implicará crear tantas imágenes como idiomas traducidos. No obstante, una estrategia de posicionamiento avanzada suele incluir también este elemento.

Traducción del nombre de las imágenes

La traducción optimizada de un sitio web va más allá de la mera traducción cuando nuestra web pretende conseguir posicionarse en la primera página de Google. En estos casos, es crucial asegurarnos de que se traducen todos los elementos textuales de la web que son relevantes para el posicionamiento y que estos textos contienen la traducción uniformada y apropiada de las palabras clave que queremos posicionar en la lengua de destino.
 

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo