|
|

4 ideas erróneas sobre los traductores

Publicado el 23/07/2021

La profesión de traductor es muy antigua y se remonta a los primeros esfuerzos de los humanos por entenderse.

Aunque se conoce poco, se requiere una gran capacidad de comprensión y adaptación, diplomacia e incluso talento artístico para realizar traducciones que respeten el original de forma precisa y sin distorsiones.

Los prejuicios sobre la traducción profesional son muy comunes. Aquí 4 ideas preconcebidas comunes e inexactas sobre los traductores .

1. Los traductores serán innecesarios a medida que avance la traducción automática

Los traductores serán innecesarios a medida que avance la traducción automática

Esta es la primera afirmación falsa que podría parecer lógica: la traducción automática, que no deja de progresar, es ciertamente capaz de traducir textos cotidianos de forma más o menos correcta.

Sin embargo, a pesar de los enormes esfuerzos realizados en el campo de la inteligencia artificial, ninguna tecnología es todavía capaz de producir traducciones verdaderamente profesionales sin intervención humana.

Es cierto que los traductores se benefician de las nuevas herramientas de traducción asistida por ordenador (TAO) y de otros potentes instrumentos, como las memorias de traducción, que les permiten trabajar más rápido y automatizar determinadas tareas.

Pero siempre necesitaremos traductores humanos que conozcan las culturas de las lenguas de origen y destino para garantizar que los textos traducidos sean correctos

2. Traducir es una profesión segura y siempre bien remunerada

Traducir es una profesión segura y siempre bien remunerada

Muchas personas empleadas en la traducción cobran como autónomos y por número de palabras, lo que significa que hay muchos trabajadores ocasionales en este campo que tienen interés en producir traducciones de calidad en un tiempo cada vez más limitado.

También hay mucha competencia en el caso de las lenguas más corrientes, por lo que las traducciones en estos idiomas (inglés, español, francés, alemán, italiano...) se pagan menos que las combinaciones de lenguas más raras y menos demandadas.

Según la pagina web Tusalario.es, el salario mensual de un traductor en España oscila entre 1.140 y 3.367 euros brutos.

3. Los traductores son capaces de traducir en todos los campos

Los traductores son capaces de traducir en todos los campos

En contra de lo que cabría imaginar, muchos traductores no necesariamente estudiaron traducción en primer lugar.

Muchos traductores están especializados en campos específicos en los que se han formado previamente: medicina, para las traducciones médicas, estudios jurídicos para las traducciones oficiales y juradas, publicidad para las traducciones de marketing, economía para las traducciones financieras, etc

La profesión de traductor requiere incluso un mayor nivel de especialización y conocimiento de la terminología pertinente.

4. Traducir es un trabajo fácil

Traducir es un trabajo fácil

Nada más lejos de la realidad que esta afirmación sobre la profesión de traductor. Trabajar con una traducción requiere mucho tiempo, para entender el contexto, captar todos los matices expresados en los originales y encontrar traducciones de la mejor calidad posible.

Por lo tanto, hacer buenas traducciones profesionales requiere un buen nivel de experiencia y conocimiento de ambos idiomas, que sólo se puede conseguir con mucho trabajo (y mucha lectura): ¡nada fácil en este proceso!

Estos cuatro ejemplos de ideas falsas sobre la traducción muestran una realidad algo menos idealizada de la profesión de traductor. Nuestra agencia de traducción, AbroadLink Traducciones , emplea a personas que han hecho de la traducción su vocación por encima de cualquier otra razón.

Una idea menos común pero cierta es que traducir es un trabajo fascinante.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de Virginia Pacheco
Virginia Pacheco

Escritora para blogs y Community Manager interesada por la multiculturalidad y la diversidad lingüística. Desde su Venuzuela natal, ha viajado y vivido largas en Francia, Alemania, Camerún y España, transmitiendo a su pasión por la escritura su experiencia intercultural.

Añadir nuevo comentario