|
|

5 características del intérprete de conferencias

Publicado el 26/11/2020

Cuando vamos a contratar un servicio de interpretación es normal que nos preocupemos de quiénes van a realizar el trabajo. Las agencias de traducción e interpretación hacemos un trabajo de selección y pruebas para ofrecer los mejores perfiles profesionales a nuestros clientes.

Sin embargo, es normal que como cliente quieras revisar y comprobar que esa selección es la correcta para asegurar que evento marchará a la perfección.

La interpretación de idiomas, o traducción oral como algunos la conocen, es una actividad de una gran exigencia. En este blog, conocerás las competencias que debe tener un intérprete para ser un gran profesional.

1. Dominio de idiomas a nivel nativo

Dominio de idiomas a nivel nativo

La primera característica que debe presentar un intérprete de conferencias es el perfecto dominio de dos o más idiomas. Eso incluye tanto el idioma en sí como las respectivas culturas y costumbres de los países en los que se habla.

Dado que el trabajo del intérprete de conferencias consiste en transmitir un mensaje emitido en un idioma origen hacia un idioma meta, el absoluto dominio de esos idiomas es la principal característica que debe presentar un buen intérprete de conferencias.

Los intérpretes deben especializarse en dos idiomas activos y uno pasivo o en uno activo y tres pasivos. Los idiomas activos son aquellos hacia los que se interpreta, mientas que los idiomas pasivos son los idiomas desde los que se interpreta.

De este modo, si un intérprete tiene como lenguas activas el español y el alemán y como lengua pasiva el francés, significa que solo interpretará desde el francés hacia las lenguas activas. Mientras que interpretará también tanto del español hacia el alemán como del alemán hacia el español.

El intérprete de conferencias ideal es aquel que podemos considerar bilingüe, es decir, que sus idiomas activos son idiomas nativos. Podemos considerar que un intérprete es bilingüe cuando no tiene un acento extranjero en sus idiomas activos y se expresa a nivel nativo.

No obstante, existen excelentes intérpretes que no son bilingües y el que un intérprete lo sea, no significa necesariamente que sea un gran intérprete.

2. Cultura general y especialización

Cultura general y especialización

El intérprete tiene que ser una persona curiosa que dispone de una amplia cultura general y a la que no le cuesta seguir aprendiendo. De este modo, podríamos decir que un intérprete nunca deja de estudiar, ya que siempre debe estar al corriente de los temas de actualidad.

El intérprete de conferencias ideal se especializa en uno, dos o incluso tres sectores del mercado para los que se prepara a diario. Eso se consigue a través de la lectura, cursos o formaciones específicas en este ámbito, etc.

¡Y sobre todo trabajando! Todo trabajo de interpretación requiere una fase de preparación donde los intérpretes estudian y preparan la terminología especialidad y los conceptos más importantes que se hablarán en el evento.

3. Memoria y disociación de la atención

Memoria y disociación de la atención

Otra característica que distingue a un buen intérprete del resto de los mortales es su buena memoria y capacidad de disociación de la atención.

El dominio de estos dos aspectos es lo que hace de un intérprete un buen intérprete de conferencias. Ya que cuanto mejor sepa manejar estas dos herramientas, mejor será el resultado de la producción final.

Existen pares de idiomas, como por ejemplo el español y el alemán que difieren mucho entre sí. En alemán el verbo suele ir colocado al final de la oración, mientras que en español se coloca al principio.

Eso significa que el intérprete deberá retener el verbo producido en español en su mente hasta que llegue el momento de producirlo en la oración en alemán. Y eso sin dejar de hablar.

Por suerte hoy en día existen infinitos recursos para entrenar la memoria y la disociación de la atención y un buen intérprete de conferencias sabe cómo desafiarlos y mejorar a diario.

4. Gestión del estrés

Gestión del estrés

Por bueno que sea un intérprete, al aceptar un encargo de interpretación, o de traducción oral por utilizar un término no técnico, sabe desde el momento cero, que va a verse expuesto a mucho estrés. Seguramente te estarás preguntando porqué y la respuesta es muy sencilla.

Durante una interpretación, el intérprete debe disociar su atención. Esto significa escuchar por una parte al orador, traducir simultáneamente el contenido producido en su cabeza y producir el contenido en otro idioma.

Todo esto sin que aquello que esté diciendo pierda sentido o no se corresponda con lo que está diciendo el orador.

Esto provoca una gran carga mental a la que no se puede estar sometido durante mucho tiempo seguido. Hay quienes afirman que la interpretación simultánea (o traducción simultánea) es de los trabajos que conllevan más carga cognitiva.

Además, dependiendo del trabajo de interpretación, los intérpretes suelen recibir el material de preparación en un plazo muy corto de tiempo o tendrán que adaptarse a modificaciones de última hora.

5. Cuidado de la voz

Cuidado de la voz

Los intérpretes de conferencia e intérpretes en general deben cuidar muy bien su voz. Se trata de su instrumento de trabajo y coger un catarro el día antes de un encargo de interpretación no es lo más recomendable para ofrecer un servicio de calidad.

Mentirías si dijeras que no te gustaría escuchar una voz suave con un acento neutro en tu evento, ya que es lo que nos gusta a todos. En una interpretación, cuanto más clara y comprensible sea la voz del intérprete mejor.

Y para conseguir eso, aparte de los diferentes ejercicios de voz que pueden realizar los intérpretes, se necesita mucho té e ir siempre bien abrigado. ¡Y que la naturaleza te haya dotado con una buena voz!

Conclusión

intérprete de conferencias

El trabajo del intérprete de conferencias es de todo menos fácil. Requiere muchos conocimientos, mucho esfuerzo y mucha dedicación para cumplir con los estándares de calidad.

Es por tanto esencial que tu agencia de traducción y servicios de interpretación trabaje con intérpretes seleccionados por profesionalidad y talento para llevar a cabo interpretaciones de calidad.

Con el nuevo paradigma de la interpretación remota, la atención de los intérpretes ahora aún se disocia más, ya que además de escuchar, traducir e producir, también deben saber manejar la interfaz de las distintas plataformas de reuniones, videoconferencias y webinarios. ¡Por si hubiera sido poco!

Que no sabes qué es la interpretación remota? Échale un vistazo a nuestro blog “El reto de la interpretación remota” y descubre todo lo que necesitas saber acerca de la interpretación remota.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de Sonja Honke
Sonja Honke

Sonja Honke es graduada en Traducción e Interpretación por la Universitat Autònoma de Barcelona y posee un máster en Interpretación de Conferencias por la Universidad de Granada. Alemana de origen, domina el español y el catalán a nivel nativo y posee un alto nivel de francés e inglés. Es una gestora de proyectos apasionada por la comunicación multilingüe y la riqueza cultural.

Añadir nuevo comentario