|
|

Las 4 excusas preferidas de traductores y agencias de traducción

Publicado el 13/04/2021

La mayoría de nosotros hemos sido educados en esa premisa cristiana expresada en las evangélicas palabras de Jesucristo: “La verdad te hará libre”. Sin embargo, cuando vamos creciendo vemos que esta libertad bíblica tiene un coste que no estamos dispuestos a asumir.

Aunque hay personas que como niños ya conocen el buen uso de la mentira, los golpes de la vida van enseñando incluso a los más sincerotes de que una mentirijita de vez en cuando no hace daño a nadie y nos salva de muchas situaciones difíciles.

En la relación comercial entre traductores autónomos y empresas de traducción, o entre estos y sus clientes directos, surgen situaciones en las que los traductores autónomos y las agencias utilizan la mentira como una manera de preservar la relación y no quedar mal ante sus clientes.

Desde luego que estas excusas no son utilizadas en exclusiva por los traductores freelance en su relación con agencias de traducción, sino que también las agencias de traducción las utilizan en su relación con otras agencias de traducción.

Os comparto en este blog esas excusas que esconden un “no” o suavizan una situación y que hacen que puedan salvarse algunas relaciones. Reconozcamos que si alguien con quien no tenemos confianza nos dice “no”, a veces nos podemos sentir ofendidos, esto es lo que muchas veces intentan evitar traductores y empresas de traducción.

1. “Tengo la agenda completa”

Tengo la agenda completa

Sin duda, esta es la excusa preferida y número uno. Como atributo de toda buena excusa, nunca podremos saber si el traductor o la agencia nos está diciendo la verdad o no, aunque la sospecha nace cuando mandamos un pequeño trabajo o un trabajo con alguna dificultad añadida que el traductor o la agencia prefiere no aceptar.

Es una excusa ideal, ya que transmite la voluntad del traductor o agencia de traducción de seguir trabajando con nosotros a la vez que nos hacen saber que no somos sus únicos clientes y que son demandados por el mercado.

2. “No me ha llegado el correo”

No me ha llegado el correo

Otra situación que se da de tanto en tanto es no recibir respuesta a una solicitud de traducción. También es una buena mentira, porque existen muchos motivos por lo que a veces no llega un correo electrónico. El traductor o la agencia, no queriendo decirnos que “no”, no nos contestarán esperando que saquemos con otro lingüista ese trabajo de traducción que prefieren no aceptar.

A veces esta mentira blanca es simplemente un olvido por una falta de atención de parte del traductor, que sí tenía la intención de responder pero que, por diversas circunstancias, como puede ser un pico en la carga de trabajo de traducción, cayó en el olvido. 

3. ¡Aquí tienes los archivos traducidos!

Aquí tienes los archivos traducidos

Esta es una estrategia típica que he observado en aquellos trabajos a entregar al final de día, aunque también se utiliza en cualquier otro momento. La necesidad de la mentira surge cuando llegado el plazo no se ha acabado la traducción y el traductor o empresa de traducción no podrá entregar según lo convenido.

La argucia aquí consiste en enviar unos archivos “por equivocación” que obviamente no contienen la traducción con la esperanza de que los archivos no sean vistos por el gestor de proyecto nada más que al día siguiente.

Con esta estrategia, el traductor habrá “entregado a tiempo” y habrá ganado el tiempo necesario para acabar la traducción y enviarla en cuanto se le reclame.

4. Problemas de salud

Problemas de salud

Imagino que está excusa existe desde que existe la humanidad. La salud es lo primero y sin salud nada podemos hacer. Sin embargo, debo decir que en mi práctica profesional me he encontrado pocas veces con este tipo de excusa, no sé si por la connotación negativa que ella implica o por ser un tipo de excusa que utiliza algo tan importante como la salud.

Sin embargo, siempre hay personas dispuestas a hacer cualquier cosa y hay traductores y gestores de proyectos en empresas de traducción que no tendrán el menor escrúpulo en contar la situación más increíble para salir airosos ante una situación embarazosa.

Aunque a nadie le gusta que le llamen “mentiroso”, que tire la primera piedra quien esté libre de mentira. La realidad es que estas mentiras dentro de una relación y comportamientos profesionales y honestos son comunes y hasta buenas. Sí, buenas, porque ayudan a consolidar y mantener relaciones profesionales de años que quizá se hubieran truncado si la verdad hubiera aparecido desnuda y avergonzada.

Por si no me crees, te dejo con este artículo de la revista de divulgación científica Muy interesante: “Las mentiras son buenas para la sociedad”.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario