|
|

¿Qué programas utilizan los gestores de proyectos de traducción?

Publicado el 03/12/2020

Cualquier traductor del siglo XXI se cortaría las venas si tuviera que traducir al modo que lo hacían en la década de los 70. ¡Las nuevas generaciones de traductores no se plantean tener que ir una biblioteca para consultar enciclopedias o diccionarios mugrientos por años de uso!

La máquina de escribir, herramienta profesional del traductor asiduo a las bibliotecas, dejó de fabricarse en 2011. Fue en este año cuando cerró la última fábrica que, testaruda, se empeñaba en producir esta reliquia del pasado.

Si la máquina de escribir acompañó durante generaciones a empresas de traducción y traductores profesionales, esta dejó paso al procesador de textos, al ordenador y a todos los programas que hacen posible la traducción. En mi blog: “Presente, pasado y futuro de la traducción”, puedes encontrar un repaso de esta evolución.

En este blog, dejaré de un lado la historia de la traducción, para contarte cuáles son los principales programas utilizan traductores profesionales y empresas. El uso del software ha tenido y tiene un gran impacto en la manera en la que se traduce y se gestiona la traducción.

1. Memorias de traducción

Memorias de traducción

Como su nombre indica, se trata de programas que ayudan a los traductores a recordar sus traducciones. Además, de una manera que ningún traductor, por memoria prodigiosa que tuviese, podría superar.

La funcionalidad básica de las memorias de traducción es crear una base de datos con las traducciones realizadas por traductores profesionales. Estas bases de datos son fáciles de consultar, permitiendo a los traductores recuperar las traducciones que se hicieron años atrás.

Pero las memorias de traducción, o programas de traducción asistida, se han desarrollado a lo largo de los años para ofrecer más funcionalidades.

Pese a que los clientes de las empresas de traducción se empeñan en enviar documentos de Word con los textos de sus manuales, programas o páginas web, los programas de traducción asistida permiten extraer de manera selectiva el texto a traducir.

La posibilidad de filtrar texto de muchos formatos distintos: InDesign, PPT, FrameMaker, .json, .csv, Excel, archivos de recursos... hace posible enviar las traducciones directamente en estos formatos, con el ahorro de trabajo que ello supone respecto a copiar y pegar desde un documento de Word.

Como he dicho, las memorias de traducción nacieron con la idea de crear bases de datos de traducciones humanas que fuesen fácil de recuperar y aplicar.

Esta funcionalidad es sin duda la de mayor valor añadido, sobre todo cuando tienes que traducir textos muy repetitivos como en la traducción de manuales técnicos. Esto permite a las agencias y empresas de traducción como la nuestra ofrecer descuentos por repeticiones o textos ya traducidos.

Sin embargo, las memorias de traducción tienen otras muchas funcionalidades, aquí algunas de las más relevantes:

  • controles de calidad (números, formatos, coherencia, fechas...),
  • filtrado de texto en múltiples formatos,
  • posibilidad de compartir la base de datos de traducciones en tiempo real para proyectos entre varios traductores,
  • reconocimiento automático durante la traducción de términos incluidos en un glosario,
  • control de la terminología por gestores de proyectos,
  • conexión a motores de traducción automática,
  • alineación de textos para generar bases de datos con las traducciones de documentos ya traducidos.

Existe una amplia oferta de es tipo de programas de traducción: SDL Studio, memoQ, WordFast, DéjàVu, XTM, Transit, OmegaT (de código libre), WordBee...

2. Sistemas de gestión de la traducción y TMS

 Sistemas de gestión de la traducción y TMS

Es posible que haya empresas de traducción que todavía no utilizan un sistema de gestión especializado en el sector de la traducción.

Si es así, esta empresa de traducción no será muy grande, está a punto de desaparecer o ya están pensando en que software comprar.

Los TMS (translation management systems por sus siglas en inglés) se pueden definir como soluciones ERP para empresas de traducción, aunque algunos no llegan a integrar las funciones administrativas, únicamente las de producción.

e trata de sistemas de gestión que automatizan los flujos de trabajo, integrándose con los programas de memorias de traducción que mencioné en el primer apartado o siendo en sí una memoria de traducción con funciones avanzadas para la gestión.

Existen una amplia variedad de ellos, unos más centrados en la integración de todos los procesos administrativos (gestión de recursos humanos, CRM y facturación) y otros más en la integración de las tecnologías utilizadas para gestión técnica de las traducciones (esto es en sí lo que define un TMS).

En AbroadLink, nuestra empresa de traducción, hemos optado por utilizar un sistema de gestión empresarial especializado en traducción, XTRF, que permite la integración automática de flujos de trabajo con diversos programas de memoria de traducción.

3. Programas de diseño y maquetación de las traducciones

Programas de diseño y maquetación de las traducciones

Muchas empresas de traducción de mayor tamaño y conocimiento técnico, ofrecen a sus clientes la maquetación de los documentos traducidos.

El objeto es el de ofrecer un servicio integral de traducción y que los clientes puedan obtener las traducciones en un formato final que pueden utilizar directamente.

Además, la maquetación de documentos multilingües implica una especialización en cuanto al manejo de los diferentes idiomas. Son pues las empresas de traducción muchas veces las mejor emplazadas para ofrecer estos servicios.

Los programas de maquetación y diseño que una empresa de traducción puede tener son, entre otros: InDesign, FrameMaker, Photoshop, QuarkXpress e Illustrator.

4. Motores de traducción automática

Motores de traducción automática

Pese a la creencia todavía extendida de que las traducciones de Google te pueden dar mucha risa, la realidad es que la evolución de la traducción automática ha llegado a un punto de inflexión. Al punto que muchos traductores profesionales han dejado de reír.

Si no te crees lo que digo te animo a utilizar el traductor de Google para ver que sus traducciones, aunque lejos de ser 100% exactas, te dejarán impresionado si un día las probaste y te decepcionaron.

La traducción automática es utilizada desde hace años por empresas con gran cantidad de información a traducir y muy especialmente las del sector informático.

Microsoft, Apple, Symantec, por mencionar unas pocas, hace tiempo que se apoyan en la traducción automática para poder absorber la ingente cantidad de textos a traducir.

Igualmente, las multinacionales de la traducción más al día con los avances tecnológicas también hace años que introdujeron la traducción automática como parte de sus cartera de servicios.

Sin embargo, es desde hace relativamente poco, desde 2017, con la implantación de la traducción automática neural, que la traducción automática ha llegado a tal evolución que ya no son solo las grandes multinacionales las que operan estos sistemas.

Hoy en día, es muy fácil para una empresa de traducción conectarse directamente al motor de traducción genérico de Google.

Solo aquellas con mayores conocimientos técnicos hacen usos de los servicios de Google y de otros proveedores de traducción automática (como Microsoft, IBM o Amazon) para crear traducciones automáticas a la medida de sus clientes o de un sector específico.

Finalmente aclarar que el servicio que ofrecen las empresas y agencias de traducción, que se apoya en la traducción automática, se llama post-edición.

La post-edición es el término técnico con el que las empresas de traducción se refieren a la revisión por un traductor profesional de una traducción automática.

Es importante que tengas en cuenta, que aunque la calidad de la traducción automática ha mejorado mucho, sigue siendo necesario la intervención humana para conseguir traducciones de máxima calidad y asegurarte de que no existen errores de perogrullo.

5. Programas para el control de calidad

Programas para el control de calidad

Finalmente, cabe mencionar que algunas empresas de traducción utilizan programas informáticos para verificar la calidad de las traducciones.

Los errores que identifican estos programas son las existencia de dobles espacios, verificaciones de números y fechas, puntos que deberían estar o frases traducidas de manera incoherente.

Estos son algunos de los programas de control de calidad de la traducción que encontramos en el mercado: Xbench, QA Distiller, Verifika, ErrorSpy, Linguistic Toolbox...

Pese a tratarse de programas de gran utilidad no están tan extendidos como podrías esperar.

Esto se debe a que los programas de memoria de traducción que mencioné en el primer apartado, ya vienen provistas con este tipo de funcionalidades.

El sector de la traducción está totalmente adaptado a la era digital. Las agencias y empresas de traducción más punteras, hacen un uso extenso de las tecnologías para poder brindar a sus clientes traducciones de calidad a precios competitivos.

La tecnología con menor grado de penetración entre las empresas es la integración de su oferta de servicios con motores de traducción automática personalizados.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario