|
|

Traducción automática a la carta: ¿es apropiada para mi empresa?

Publicado el 01/01/2021

Cuando en el año 1999 acepté como estudiante de traducción revisar una traducción automática sobre unos servidores de HP, me quedé convencido que la traducción automática nunca sería capaz de acercarse a la traducción humana.

Desde hace 3 años, ya no puedo decir lo mismo.

Seguro que has escuchado los conceptos “aprendizaje profundo” (“deep learning” en inglés) y “big data”.

Se trata de dos conceptos relacionados y que son, sin duda, los protagonistas de los mayores avances tecnológicos de este siglo.

Este nuevo modelo que hace posible la existencia de vehículos autónomos o de diagnósticos médicos es el mismo que nos permite afirmar que Google Translator es hoy mucho más listo que hace 5 años.

Pero, ¿puede tu empresa aprovechar este avance tecnológico en el campo de la traducción automática? ¿Aunque no seas una gran multinacional como Microsoft o Google?

La respuesta es claramente sí.

En este blog quiero explicarte qué es la traducción automática a la carta. También qué requisitos debes cumplir para poder aprovechar esta nueva oportunidad, abaratando costes en traducción e incluso mejorando la calidad de tus traducciones.

1. ¿Qué es la traducción automática a la carta?

Qué es la traducción automática a la carta

Durante las dos últimas décadas, la traducción automática se basa en traducciones previas que sirven de modelo para poder generar nuevas traducciones.

La cantidad de traducciones previas, su calidad y su temática tienen un impacto directo en la calidad de las traducciones automáticas generadas.

Para conseguir traducciones automáticas médicas de calidad deberíamos alimentar el sistema de traducción automática con muchas traducciones médicas de calidad realizadas por traductores médicos profesionales.

De la misma manera, podemos mejorar las traducciones automáticas sobre los productos o servicios de nuestra empresa siempre que podamos personalizar el sistema de traducción automática con traducciones que ya tengamos.

La traducción automática “a la carta”, “a medida” o “personalizada” es aquella traducción automática que tiene en cuenta traducciones de una empresa o de un sector específico, en contraste a los sistemas de traducción automática genéricos, como Google Translator, Amazon o DeepL.

Como puedes leer en la siguiente sección, la evolución de la tecnología ha hecho más accesible y fácil tener un sistema de traducción automática personalizado.

2. La evolución de la traducción automática

La evolución de la traducción automática

La traducción automática lleva con nosotros desde los años 50. Sin embargo, sus campos de aplicación se han ido ampliando significativamente conforme la tecnología ha ido mejorando.

Los primeros sistemas de traducción automática se basaban en reglas gramaticales y diccionarios. El uso de este tipo de traducción automática era muy limitado. Fue la aparición de lo que se conoce como traducción automática estadística, lo que permitió un uso más extendido de la traducción automática.

El problema principal que presentaba la traducción automática estadística es que necesitaba de una gran cantidad de traducciones previas para empezar a tener resultados aceptables. Se necesitaba en torno a 2 millones de palabras de traducciones para una combinación de idiomas como mínimo.

Este requisito hacía que solo grandes empresas con ingentes volúmenes de palabras traducidas pudiesen hacer este enfoque viable.
El nuevo paradigma basado en aprendizaje profundo se conoce como traducción automática neuronal.

Este método ha supuesto un avance cualitativo significativo de la calidad de las traducciones, pero lo que te interesará saber si no eres una empresa multinacional traduciendo millones de palabras al año, es que, con un volumen de traducción de 100.000 palabras, ya se puede empezar a obtener traducciones automáticas a medida de calidad.

3. Postedición: la traducción automática tiene que revisarse

Postedición la traducción automática tiene que revisarse

Postedición es el término técnico que utilizamos las empresas de traducción para referirnos a la revisión por parte de traductores profesionales de traducciones generadas por sistemas de traducción automática, ya sean genéricos o a la carta.

Como aventuro a decir en mi blog “Pasado, presente y futuro de la traducción”, la postedición será la forma de trabajo habitual de los traductores.

La postedición permite mejorar la productividad y, en algunos casos, ayuda a mejorar la calidad de las traducciones.

La calidad de la traducción automática está relacionada directamente con la productividad de la postedición. A mayor calidad de la traducción automática, mayor posibilidad tendremos de abaratar nuestros costes en traducción.

La traducción automática neuronal, gracias a sus mejores resultados, hace viable el uso de la traducción automática en escenarios donde no funcionaba la traducción automática estadística.

4. ¿Qué tipos de textos funcionan mejor con la traducción automática?

Qué tipos de textos funcionan mejor con la traducción automática

Pese a la mejora en los últimos 3 años de la traducción automática, esta sigue teniendo limitaciones y hay escenarios en los que funciona mejor que otros.

En general, podemos decir que cuanto más creativo sea el texto a traducir, más inviable será el uso de la traducción automática.

Al día de hoy, no es viable hacer la traducción de obras literarias o de poesía con un traductor automática. Los traductores automáticos pierden generamente el sentido del texto cuando hay metáforas.

En un contexto de traducción para empresas, no es recomendable hacer traducciones de materiales de marketing mediante postedición. La traducción automática sigue tendiendo a ser literal y a utilizar giros pocos idiomáticos.

Sin embargo, en el caso de la traducción de manuales técnicos, donde el uso de lenguaje es más sencillo y donde el uso correcto de terminología especializada es determinante, un sistema de traducción automática a la carta puede a llegar producir traducciones de gran calidad.

Como regla de oro, podemos decir que la productividad y viabilidad de la postedicción, es decir, la revisión de traducciones automáticas, aumentará conforme disminuya la creatividad del texto y la importancia del estilo.

5. Escribir para obtener traducciones automáticas de calidad

Escribir para obtener traducciones automáticas de calidad

Una de las técnicas para conseguir mayores tasas de productividad es escribir los textos pensando en que los traduciremos a través de postedición.

Los tres elementos más importantes a tener en cuenta a la hora de producir textos que produzcan traducciones de calidad son el uso coherente de la terminología, la simplicidad gramatical de las frases y la longitud de las mismas.

Estos elementos son también importantes para facilitar la calidad de la traducción proporcionada por traductores profesionales, pero tiene un mayor impacto en el caso de la postedición.

Si te interesa este tema, puedes leer nuestro blog: “¿Qué hacer para mejorar la calidad de las traducciones automáticas?”.

6. A modo de conclusión

Para concluir, si tu empresa cuenta con traducciones previas con un volumen superior a las 100.000 palabras y necesitáis la traducción de manuales o de otro tipo de documentación técnica, como pueden ser informes financieros o bases de datos de productos, ahora existe la tecnología a vuestro alcance para estudiar la creación de un motor de traducción automática a la carta que suponga un ahorre de coste y garantice la calidad de las traducciones.

En AbroadLink Traducciones, como algunas otras empresas de traducción especializadas, ofrecemos ahora este servicio y tecnología a nuestros clientes. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para que estudiemos tu caso.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario