|
|

Traducción especializada: ¿en qué se diferencia con otras traducciones?

Una traducción es considerada como especializada cuando requiere el uso de un vocabulario específico y el contenido del documento es técnico, científico o responde a una serie de normas estrictas. Podemos determinar que una traducción es especializada cuando se dirige a un público especializado. Encontramos diferentes sectores de actividad como el ámbito sanitario, jurídico, informático, financiero, etc.

Veamos concretamente cuáles son las diferencias entre la traducción especializada y otro tipo de traducción, como la traducción literaria.

1. Terminología precisa y específica

Terminología precisa y específica

La primera peculiaridad de la traducción especializada la encontramos en su terminología. Necesita una precisión que no deja lugar a la aproximación. Una frase ambigua o un falso sentido, por muy insignificante que pueda parecer, pueden entrañar graves consecuencias. Además de tener vastos conocimientos del vocabulario específico del sector de actividad en cuestión, el traductor deberá saber aplicarlo adecuadamente.

Por lo que se trata de combinar con habilidad las competencias propias de un traductor profesional y las competencias ligadas con el ámbito de especialidad correspondiente. Ningún documento especializado puede permitirse la más mínima imprecisión, ya sea un manual de instrucciones de un dispositivo de imagen médico o la sentencia de un tribunal.

2. Experiencia específica del traductor

Experiencia específica del traductor

Ante una traducción literaria, el traductor debe poseer una cierta cultura general que podrá ir enriqueciendo a través de amplias búsquedas sobre el contenido que debe traducir. En cambio, un traductor especializado tendrá que tener desde el principio amplios conocimientos en cuanto a su especialidad.

Sin la necesidad de tener un doctorado, un traductor médico tendrá que ser capaz de comprender y analizar documentos médicos, así como de conocer la terminología específica del ámbito sanitario. Con el fin de ser eficaz y hacer un trabajo de calidad, el traductor tendrá que mantenerse constantemente al día de las últimas novedades del ámbito sanitario y ampliar su experiencia y su cultura en este sentido.

3. Hay poco lugar para la creatividad en la traducción especializada

Hay poco lugar para la creatividad en la traducción especializada

La traducción literaria exige en muchas ocasiones al traductor una cierta creatividad. De hecho, debe ser capaz, más allá de traducir las palabras en sí, de retransmitir el estilo del autor, el mensaje intrínseco del texto, etc. Para ello, deberá alejarse a veces del texto origen. 

Por ejemplo, para traducir una broma en las que normalmente infieren rasgos culturales, el traductor tendrá que encontrar una broma equivalente en la lengua meta. Las palabras y la historia no será la misma, pero la broma conservará el humor y estará adaptada al contexto.

En cambio, la traducción especializada exige una precisión que deja poco espacio a la creatividad. De hecho, necesita una capacidad de adaptación que se debe llevar a cabo por otros medios.

Por ejemplo, en una traducción jurídica, el traductor profesional deberá traducir teniendo en cuenta las diferencias jurídicas entre el país origen y el país meta, así como las legislaciones internacionales, como la legislación para los países pertenecientes a la UE.

Todas las traducciones tienen puntos en común, como la necesidad de poseer buenas competencias lingüísticas. Cada tipo de traducción como cada tipo de documento tendrá después sus propias peculiaridades (por ejemplo, no se traducirán de la misma forma un manual, un prospecto o un artículo de blog).

Por su parte, la traducción especializada requiere ante todo un traductor experto en el ámbito que le corresponde, además de poseer competencias propias de la traducción profesional en general. 
 

 

Imagen de José Gambín
José Gambín

José Gambín Asensio es licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia y en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada. Ha desarrollado diversas funciones como gestor de proyectos, maquetador, y traductor freelance y en plantilla. Desde 2002 es socio fundador de AL Traducciones y actualmente desarrolla el cargo de Director de Ventas y Marketing.

linkedin logo

Añadir nuevo comentario