|
|

¿Cómo se hace la traducción de documentos oficiales?

Publicado el 28/07/2021

Es posible que alguna vez te hayas visto en la necesidad de solicitar la traducción de documentos oficiales para que tengan validez en otros países
De ser así, ¿alguna vez te has preguntado quién se encarga de la traducción oficial de estos documentos? ¿Puede cualquier profesional de la traducción realizar este trabajo?

En este artículo hablaremos sobre todo lo que es necesario saber antes de solicitar presupuesto para tu traducción oficial.

1. ¿Qué es un documento oficial?

Documento oficial

Se trata de cualquier tipo de documento público, de carácter oficial, y el cual está destinado a procesos judiciales y administrativos.

 Por tanto, todo documento expedido por un organismo oficial se considerará un documento oficial, y por tanto requerirá de una traducción oficial jurada para que esta tenga validez ante los organismos públicos de países extranjeros.

2. ¿En qué consiste la traducción jurada u oficial?

Traducción jurada u oficial

La traducción jurada –o traducción oficial– acredita que la traducción del documento original se ha realizado de forma fiel, traduciendo la totalidad del contenido, sin omisiones o modificaciones. Esta traducción incluye apostillas o sellos, por lo que el documento original debe contar con todos los elementos necesarios con anterioridad a la traducción.

La traducción deberá siempre estar firmada y sellada por el profesional de la traducción (lo que en jerga llamamos jurar una traducción). De este modo, el documento traducido y jurado tiene la misma validez que el documento original.

3. ¿Quién puede realizar traducciones oficiales?

Traducciones oficiales

Como hemos mencionado anteriormente, la principal característica de la traducción jurada es que tiene validez oficial. Este tipo de traducción la realiza un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

De forma periódica, el Ministerio publica un listado con los traductores y traductoras habilitados, y la combinación –o combinaciones– lingüísticas para la que se le ha habilitado.

Todos los traductores oficiales deben pasar un examen para conseguir el título de traductor jurado y, por lo tanto, estar habilitado para jurar las traducciones oficiales. Jurar las traducciones quiere decir que estos profesionales habilitados otorgan al documento traducido un estatus jurídico similar al de un acta notarial.

4. ¿Qué diferencia hay entre un traductor jurado y un traductor jurídico?

Diferencia entre traductor jurado y traductor jurídico

La diferencia principal es que una traducción jurada, como ya hemos mencionado, tiene validez oficial, y la jurídica no.

Mientras que para ser traductor jurado es necesario, además de especializarse, superar el examen de capacitación desarrollado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

De acuerdo con lo establecido Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores, para que una traducción jurada tenga carácter oficial en España, esta debe contar con la firma y sello de un traductor jurado acreditado por el MAEC.

Por otro lado, Un traductor jurídico es aquel profesional especializado en materia jurídica, textos de Derecho, etc. Sin embargo, no dispone de la capacitación. Es decir, no tiene capacidad para firmar y sellar el documento traducido, por lo que este no tiene validez oficial.

5. ¿Qué tipos de documentos requieren de una traducción oficial?

Documentos requieren de una traducción oficial

Para que un documento tenga validez, este deberá estar escrito en la lengua oficial del país donde se quiere presentar. En este sentido, podemos afirmar que cualquier documento que esté destinado a ser presentado en las administraciones públicas necesitará de traducción, siempre que el original no esté en un idioma diferente al oficial.

Normalmente, este tipo de documentos se requieren en entidades públicas. No obstante, es posible que también se requieran en entidades privadas para ciertos documentos o trámites.

A continuación, os dejamos un listado de los documentos que requieren traducción jurada:

  • Certificado de nacimiento
  • Certificado de matrimonio
  • Certificado de ausencia de antecedentes penales
  • Certificaciones académicas (más información en traducción jurada de títulos universitarios, diplomas o expedientes, etc.)
  • Certificado de defunción
  • Testamentos y fideicomisos
  • Documento Nacional de Identidad o pasaportes
  • Permiso de conducir
  • Nacionalidad
  • Contratos
  • Informes médicos
  • Permiso de residencia (para ciudadanos extranjeros)
  • Informes periciales y pólizas
  • Sentencias judiciales
  • Libro de familia
  • Poder notarial (más información en traducción de poder notarial)

Con frecuencia, será la administración destinataria quien solicite la presentación de una traducción jurada. Lo aconsejable es asegurarse bien de si se requiere o no el sello y firma de traducción. En caso de que no sea necesario, es posible recurrir a un traductor jurídico. 
No obstante, en caso de que sí se requieran la firma y el sello –que suele ser lo habitual– será altamente recomendable recurrir a los servicios de una agencia de traducción especializada, quienes normalmente cuentan con un equipo de traductores e intérpretes jurados para garantizar la máxima calidad de la traducción.

Garantizar la calidad del proyecto es siempre la prioridad de todo traductor profesional. Pero esto se intensifica si cabe aún más en el caso de la traducción jurada.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de Virginia Pacheco
Virginia Pacheco

Escritora para blogs y Community Manager interesada por la multiculturalidad y la diversidad lingüística. Desde su Venuzuela natal, ha viajado y vivido largas en Francia, Alemania, Camerún y España, transmitiendo a su pasión por la escritura su experiencia intercultural.

Añadir nuevo comentario