|
|

¿Qué es una traducción oficial?

Publicado el 13/09/2021

¿Necesitas una traducción oficial? La traducción oficial es un tipo de traducción con unas características especiales, aun siendo uno de los tipos de traducción más demandados.

 En este artículo te voy a contar qué requisitos debe cumplir una traducción oficial para tener validez legal, quién la puede hacer, dónde puedes encontrar a todos los traductores oficiales que hay en España y muchas cosas más.

¿Empezamos?

1. ¿Qué es la traducción oficial?

La traducción oficial, formalmente conocida como traducción jurada, es un tipo de traducción de carácter oficial. Consiste en la traducción de documentos requeridos desde la administración u otros organismos oficiales.

Dado que estamos hablando de diferentes tipos de documentos oficiales, será necesario que la traducción tenga validez jurídica. Por lo tanto, el documento final deberá ir revestido por la firma un traductor oficial (formalmente conocido como traductor jurado) así como su sello. 
 Así mismo, en la última página de la traducción el traductor jurado deberá añadir una certificación que garantice el carácter jurado de la traducción, que llevará la firma y sello del traductor.

La traducción jurada se caracteriza principalmente por ser una traducción fiel y completa del documento original. Esto quiere decir que el documento traducido incluye hasta la última coma del documento original. Ya sea porque se ha traducido, o porque se ha hecho constar.

2. ¿Quién puede realizar una traducción oficial?

La traducción oficial debe ser realizada por un traductor oficial nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC) para traducir de una lengua extranjera a cualquiera de las lenguas oficiales del Estado y viceversa.

 Esta capacitación provee al traductor no solo de la firma y el sello necesarios, sino de la autoridad para llevar a cabo su labor. Cabe resaltar que un traductor jurado hace las veces de notario, "dando fe" de que el contenido de la traducción es veraz. Es decir, el traductor jurado es un fedatario público.

3. ¿Es necesario presentar el documento original para hacer una traducción oficial?

Aunque es aconsejable no es necesario. De hecho, en la mayoría de los casos actualmente los traductores oficiales no reciben el original sino una copia escaneada o incluso una fotografía del documento original.

Hace muchos años, cuando no existían los móviles y los escáneres eran escasos, si que se hacía necesario presentar ese documento original. En la actualidad, esta costumbre ha cambiado totalmente, pero para garantizar que el traductor oficial jura lo que se le ha presentado, las traducciones juradas se componente de la traducción en sí, firmada y sellada por el traductor, así como una copia del documento presentado al traductor fecha y sellada por este.

Este es un sello típico de un traductor, donde se ve su nombre, la combinación y el número de nombramiento:

4. ¿Tengo que presentar la traducción oficial en papel?

Por lo general sí, pero es cierto en que hay muchos usos en los que se está aceptando simplemente la versión escaneada de la traducción jurada en papel. Esto es bastante común en juzgados o en la presentación de documentación en licitaciones donde por una cuestión prácticas cada vez más los documentos se gestionan electrónicamente.

Lo mejor es, si tienes la posibilidad, preguntar en el organismo al que tengas que presentar la traducción jurada, porque es posible que no requieran la traducción en papel. Si no puedes preguntar, cúrate en salud y consigue tanto la versión escaneada como la versión en papel.

5. ¿Cómo se garantiza la preparación de estos traductores e intérpretes oficiales?

Es el propio MAEC quien establece los mecanismos para acceder a un puesto de traductor jurado en España. Aquí me gustaría resaltar que estos profesionales no están considerados como funcionarios, sino que por regla general ejercen su labor de forma autónoma, o como traductor en plantilla en una agencia de traducción.

Existen tres vías de acceso a la condición de traductor jurado:

  • C: examen/convocatoria. Superación de las oposiciones convocadas por la Oficina de Interpretación de lenguas. El examen consta de tres partes. La primera parte consiste en una prueba tipo test con 50 preguntas sobre gramática, y terminología, con 75 minutos de tiempo para completarla. La segunda consta de tres partes: traducción al castellano de un texto periodístico, ensayístico o literario, traducción inversa (a las lenguas extranjeras) y traducción al castellano de un texto jurídico. Por último, los candidatos se enfrentarán a un ejercicio de interpretación consecutiva.
  • R: reconocimiento de un título extranjero obtenido en otro país comunitario. Antes de la transición al Plan Bolonia en las universidades era posible obtener el título de traductor jurado mediante la convalidación de un determinado número de créditos de traducción jurídica. Es decir, bastaba con cursar la especialidad. Ahora, tras la implantación de este plan esto ya no es posible, siendo las oposiciones del Ministerio la única vía para conseguirlo
  • L: licenciados. Se trata de licenciados en traducción e interpretación de una universidad español con la especialización económico-jurídica. Esta vía de acceso ya no es posible actualmente y solo fue válida durante unos años.

 Si quieres asegurarte un servicio de traducción jurada con años de experiencia, fíjate en el año de nombramiento de traductor oficial. Ten en cuenta también que a mayor experiencia mayor coste.

6. ¿Qué valor tienen entonces las traducciones oficiales?

Como ya he ido dejando entrever, en este caso no se trata de traducciones privadas, sino que son documentos de carácter oficial.

Así lo establece el Real Decreto 2555/1977, de 27 de agosto por el que se aprueba el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores (en su redacción modificada por el Real Decreto 2002/2009, de 23 de diciembre,) que en su artículo 6 apartado 1º señala lo siguiente:

«Las traducciones e interpretaciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa que realicen los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as tendrán carácter oficial, pudiendo ser sometidas a revisión por la Oficina de Interpretación de Lenguas las traducciones cuando así lo soliciten las autoridades competentes».

Por lo tanto, lo que extraemos de este artículo es que la traducción jurada es un tipo de traducción de carácter oficial realizada por un traductor jurado debidamente homologado por el MAEC y capacitado para certificar la fidelidad y exactitud de sus traducciones.

Mientras tanto, una traducción simple puede ser realizada por cualquier persona con conocimiento de las dos lenguas de trabajo y formación en traducción.

7. ¿Quién o qué organismo puede solicitar una traducción oficial?

Normalmente este tipo de traducciones se requieren para procesos judiciales en los que hay que presentar documentación redactada en un idioma distinto al español, o para prestar una declaración ante la Administración Pública. 
Por lo tanto, suelen ser organismos públicos los que exigen que un determinado documento sea traducido por un traductor jurado para reconocer la validez del mismo.

8. ¿Qué tipos de documentos requieren por lo general de una traducción oficial?

Hay ciertos tipos de documentos que, por su naturaleza, van a requerir de una traducción oficial. Algunos de los más frecuentes son:

Documentos académicos (expediente académico, título universitario, etc.).

  • Certificados médicos
  • Certificados de antecedentes penales
  • Documentación aportada en procesos de naturalización
  • Contratos empresariales
  • Testamentos
  • Partidas de nacimiento y de defunción
  • Permiso de residencia
  • Poderes notariales

9. ¿Dónde puedo encontrar una relación de los traductores oficiales activos en España?

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación pone a disposición de todo aquel que lo necesite un listado con todos los traductores jurados habilitados hasta el momento.

Este listado está dividido por idiomas de trabajo y ciudades, para facilitar el proceso a aquellos que buscan el servicio.

Hay que tener en cuenta que, por lo general, el documento traducido, una ver firmado y sellado, debe enviarse por correo postal, por lo que es mejor buscar un traductor jurado cercano. También puedes pedirnos presupuesto a nosotros en AbroadLink, colaboramos desde hace años con traductores jurados de nuestra confianza.

Quizá también te interesen estos otros artículos:

Imagen de Alba García
Alba García

Graduada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Granada, y en Traducción y Traductología por la Universidad Estatal Lingüística de Moscú como parte de un inédito programa de doble grado entre ambas universidades. Especializada en traducción jurídica y marketing. Amante de los idiomas.

Añadir nuevo comentario